28 de enero de 2015

Un imperio muy lucrativo



FOX necesitaba un éxito como agua de mayo, algo con lo que salvar una temporada desastrosa que había sido terrible en los ratings y que le había llevado al último puesto entre las grandes networks con una complicadísima papeleta de cara al futuro. El batacazo en el segundo año de Sleepy Hollow, el fracaso absoluto de Utopia y la erosión de Bones hiceron gran mella en los resultados de la network hasta la llegada de este nuevo gigante.
                                   
Un gigante que se llama Empire y que ha sido una revolución y un soplo de aire fresco a una parrilla en coma. Empire es un drama musical, una batalla entre familiares por una firma discográfica, o lo que es lo mismo, un serial moderno con toques musicales que ha dado el campanazo, y nunca mejor dicho.

Se estrenó hace tres semanas tras un debilitado American Idol y era la principal baza con la que jugaba el equipo directivo para esta mid-season con una campaña multimillonaria detrás de ella ¡y vaya si surtió efecto! Su estreno se saldó con 10 millones de espectadores y un genial 3,8 en los demográficos, superando a American Idol que era su lead in. Aunque se trata de un magnifico dato lo interesante es lo que ocurró en su segunda y tercera semana.



Con su segundo episodio consiguió sumar medio millón de seguidores y encaramarse a los 4 puntos en los demos, algo totalmente inusual en una serie nueva donde el segundo capítulo suele bajar sus datos entorno al 20-25%, pero es que el tercer episodio emitido volvió a sumar más de medio millón de seguidores y arañó 4 décimas hasta los 4,4 puntos. Estamos hablando entonces del nuevo éxito de la temporada. Del exitazo.

Uno que ha permitido que FOX mejore un 20% respecto a la primera parte de la temporada y escale una posición hasta ser la tercera network, un éxito que le permite oxigenarse y tener un balón de oxígeno con el que maquillar sus datos, y la cosa aún puede no terminar aquí, puesto que la tendencia al alza todavía continúa y los datos del cuarto episodio parecen vitales para saber si el fenómeno continúa creciendo o aquí se queda.

Por el momento los datos de visionado tras el estreno van en alza y el efecto boca-oreja está haciendo que la gente se ponga al día con la serie y se sume a su emisión en vivo.

FOX empieza a construir un nuevo imperio.

18 de enero de 2015

6 años de filias y fobias.



6 años en los que el panorama internacional de ficción no se parece en nada con el que comenzó este blog en aquel glorioso 2009 donde Galactica y Lost llegaban a su fin y donde las series en streaming eran casi una teoría y no la bonita realidad que ahora vivimos.

Tanto ha cambiado el panorama que se pueden contar con los dedos de una mano las series que estaban en emisión y que todavía lo hacen, aunque lo importante sea la calidad de estas, y es que tras varios años bastante desastrosos en cuanto a ficción potente, 2014 nos ha dado un gran soplo de aire fresco que permite volver a ilusionarme con las series, por muy exigente que sean mis compromisos y por la evidente rabia de no poder actualizar mi rincón, un rincón que tiene el nombre de todos los lectores que me seguís leyendo desde hace tanto tiempo y los que me acabáis de descubrir, nombres como Mfal, Dids, Satrian, Oskar, Lofelip y tantos y tantos más que necesitaría un libro para escribirlos, y es que sólo hay que ver la afluencia de lectores del blog cuando hay una actualización o comprobar la respuesta en twitter a estas teniendo en cuenta que mi actividad en la red social es muy pero que muy discreta.

30 de diciembre de 2014

The Comeback strikes back.



Lisa Kudrow tiene una serie pequeñita en EEUU, una que poquísima gente ve, en un canal como HBO, una que habla del showbiz, del éxito y de las series de televisión dentro de la televisión, pequeña pero con mucho corazón.

Se estrenó en 2005 y la gente no supo apreciarla lo suficiente, ni los espectadores ni los directivos del canal, aunque 9 años más tarde decidieron darle una nueva oportunidad. Y aquí está Valerie, no ha cambiado nada, ni un pelo, que se lo digan a Mickey, ¡Oh Mickey, que sufrimiento!

23 de diciembre de 2014

El lazo al 2014




La semana pasada realizaba un análisis más o menos profundo acerca del estado de la parrilla norteamericana, sus éxitos, fracasos y puntos débiles y menos débiles, y hoy tan solo quiero opinar sobre las series que he visto durante este año y qué me han parecido, obviando tops, recapitulaciones y especiales varios que la gente suele escribir en este periodo y que a mí, personalmente, me aburren tanto. Esta es solo una lista con series, y mi breve opinión sobre ellas.

14 de diciembre de 2014

Primer balance de la temporada ’14-’15.



Por sexto año consecutivo me dispongo a hacer balance de la primera parte de la temporada, un balance en un momento raro para las 5 networks en el que la televisión pasa más que nunca por momentos inciertos con datos cada vez más residuales.

30 de noviembre de 2014

Shonda no lo inventó, fue Spelling.



Ding Dong! ¿Acaso nadie sabe que Shonda Rhimes no ha inventado la Pepsi cola?

Para quien no lo sepa Shonda es una señora millonaria de mediana edad, negra (que le encanta remarcarlo) y dueña de los jueves en la cadena ABC con quizá las tres series más petardas del panorama internacional, tres culebrones, con tramas disparatadas, teorías locas, cliffhangers sacados de la manga y saltos del tiburón que se suceden uno tras otro. Igual de locas como adictivas.

9 de noviembre de 2014

Las network sobrepasan los límites.



Todo el que conozca un poco la televisión americana sabe que las cadenas que emiten en abierto, las networks, están pasando por un momento crítico de audiencias y reconocimiento por parte de la crítica y los espectadores. La multiplicación de plataformas ha hecho que las estrictas normas que rigen la decencia de lo que se emite vayan siendo cada vez más y más delgadas y que nos encontremos con situaciones, conversaciones y altercados que hace 10 años serían impensables en una TV que era todopoderosa y que, aunque continúa siendo un gran negocio, no pasa por su mejor momento.