20 de septiembre de 2014

AMC en retroceso



Atrevido es hablar de ocaso para una emisora que ha ganado el Emmy a mejor serie dramática 6 veces en los últimos 7 años. Pero así es, AMC se enfrenta a un duro proceso de reajuste al terminar sus dos grandes estandartes, Mad Men y Breaking Bad y al no generar nuevas propuestas que continúen el camino de la excelencia que abrieron las anteriores.
                        
Tras los estrenos de las dos gigantes y The Walking Dead parecía que AMC era capaz de hacer magia, o al menos dar con lo que nadie podía, el favor del público o la crítica en casi todas las apuestas que estrenaba, pero su actitud ante los showrunners y los presupuestos de todas sus producciones han ido marcando un descontento en la industria y una cierta reticencia de los productores ejecutivos a trabajar para ella.

Y es por esto, y ante la esperanza de crecimiento que presuponían que AMC se encuentra en un periodo de malos resultados que hacen que desde 2010 no estrene una serie que vuelva a destacar y continúe con la estela marcada, ni Low Winter Sun, mucho menos Hell on wheels aunque tenga recorrido en parrilla y las nuevas Turn o Halt and Catch Fire han podido atraer al exigente público de Mad Men además de ser virtualmente obviadas por la crítica y los entendidos en el mundillo lo que reduce su visibilidad y el consiguiente boca-oreja.

Es llamativo además que se hayan decidido a renovar por sendas segundas temporadas tanto Turn como Halt and Catch Fire, la primera con datos muy mediocres y la segunda con datos terribles para una cadena que aspiraba a más, aspiraba a mover masas y a convertirse en el paradigma de la calidad y las series arriesgadas.

El principal problema es que AMC se ha dado cuenta que el negocio de las series propias no era tan lucrativo como pensaba, y al ver que gran parte del presupuesto que pagaba no repercutía en los beneficios, ha optado por meter mano a las producciones e intentar ser siempre la productora de todos sus programas o bien negociar de forma muy agresiva todos los presupuestos para intentar recortar al máximo sus gastos. Al final AMC vive de la publicidad, no hay duda de ello, pero los showrunners hablan de infierno al comentar las arduas pruebas que se ponen para dar luz verde a un proyecto y los constantes cambios y ajustes que se producen cuando se está grabando.

Claro está que replicar un éxito como Mad Men o Breaking Bad es prácticamente imposible, pero tampoco es usual supeditar la calidad de los futuros productos por el mero hecho de arañar unos preciados dólares que quizá saneen las arcas de una maltrecha AMC pero que dan una imagen de cadena ruinosa que todavía no tiene proyectos asentados aparte de  los spin-off de Breaking Bad y de The Walking Dead, y eso nunca da esperanzas prácticamente de nada bueno.

18 de septiembre de 2014

Los misterios de la adaptación

 La tv española ha llegado definitivamente a los EEUU con la adaptación de Los Misterios de Laura, una de las pocas apuestas españolas interesantes de verdad junto con Polseres Vermelles. Ambas se estrenaron ayer en el mercado americano y optan a una plaza en una complicada noche del miércoles donde hay mucho estreno y no está todavía claro que triunfará y que se quedará a las puertas. Hoy, hablaremos de las similitudes del piloto español y el americano.
 1. Duración: 82 vs 42 minutos. La serie americana se desarrolla en prácticamente la mitad de tiempo que la española y eso se nota en que no hay escenas de relleno y las secuencias duran menos a la vez que los diálogos son más directos.
 2. Ritmo: Pausado en la patria y frenético en la americana puesto que además la edición es diferente, la música también aporta un ritmo más ágil y la estructura está mejor distribuida.
 3. Similitudes: Las que podéis ver en las imágenes, la gran mayoría de personajes protagonistas y el caracter despreocupado y patoso de la protagonista que otra vez vuelve a estar en el 99% de las escenas.
 4. Diferencias: Un presupuesto evidentemente mucho mayor y además se suele incrementar en el piloto, la comentada duración, se eliminan varios personajes superfluos, más exteriores con la incorporación de escenas de acción que le dan espectacularidad y una mejor realización.
 5. Aciertos de la americana: Su ritmo es endiablado y la presentación de los personajes es bastante eficaz , además se apoya bastante en el original y sigue la trama prácticamente de forma idéntica.
 6. Errores de la americana. Quizá se muestra demasiado ligera, no da tiempo a encariñarse del personaje de Laura como en el original y es dificil creerse a Debra Messing como ama de casa y detective patosa y desaliñada con ese cuerpo y esa cara, además la falta de costumbrismo de los personajes secundarios hace que todavía no se les pueda coger el pulso.
En resumen, no podríamos decir que es una mala adaptación, aunque la crítica americana la vapulea por completo, sin piedad, y dice que está llena de clichés, que parece sacada de 1984 y que su premisa es tan tonta como que una madre policía no puede ser buena madre si es buena en su trabajo, aunque los espectadores americanos no pensaron los mismo otorgándole en su estreno 10,5 millones de espectadores y 2,1 puntos de rating.

14 de septiembre de 2014

Los ratings ya no importan



Al menos los del día después, sí, los únicos que valen en España, y no lo digo yo, lo dice Les Moonves que es el dios en la tierra hablando de Networks en una entrevista con The Hollywood Reporter.

Sus palabras concretas son que los ratings (o audiencias) del día siguiente son virtualmente irrelevantes y que ellos obtienen beneficios de los datos acumulados en días después. Para ello pone el ejemplo de Elementary, que suele obtener una media de 9 millones en el primer recuento de audiencia pero que sube a los 14 millones unos días después, y en esa cifra es en la que se fija el directivo de la CBS, y por esa cifra es por la que cobra su publicidad.

Nielsen lleva años ofreciendo además del dato del día siguiente, uno nuevo tres días después de la emisión del programa (c3) y otro  más definitivo a los siete días (c7), y aunque parece que ahí se acabe, Les Moonves pretende alargar la vida de las series más allá de los siete días teniendo cautela al permitir que las compañías de streaming coman del pastel demasiado pronto puesto que la publicidad convencional sigue siendo el mayor activo de las network.

Pero además Moonves felicita a esas compañías con Netflix a la cabeza y les atribuye ser el factor que abrió la veda a que CBS comenzara a ofrecer productos veraniegos de alto presupuesto (Extant o Under the Dome) y que estos pudieran ser rentables antes incluso de su estreno gracias a las ventas internacionales.

Y este apostilla con un dato revelador, y es que dice que en los upfronts vendió hasta el 75% de la publicidad que se puede contratar en la temporada, un hecho que refuerza la posición estratégica de CBS y su potencia en el mercado, terminando la entrevista con unas palabras esclarecedoras: “Habrán ganadores y perdedores esta temporada… a nosotros simplemente nos irá bien”.

Vaya con Leslie Moonves...

7 de septiembre de 2014

Qué hacer con el bombo: Alyssa Milano



Vuelve esta maravillosa sección del blog donde analizo cómo y de qué manera se esconden los embarazos de las actrices en sus series de televisión, y esta vez ha llegado el turno de Alyssa Milano, que durante el rodaje de la segunda temporada de Mistresses ha estado esperando la llegada de su segunda hija.

Si bien durante la primera temporada los productores tuvieron que cuidar las tomas de su cuerpo ya que acababa de dar a luz a su primer hijo y su forma física no coincidía con la de su personaje, en esta segunda tanda hemos visto como, en vez de introducir el embarazo en la trama, han preferido mantener a su personaje libre de ataduras.

2 de septiembre de 2014

Ryan Murphy: Un soñador de excesos





Ryan Murphy es uno de los showrunners más prestigiosos del audiovisual americano desde hace más de tres lustros y durante ese tiempo ha conseguido poner el marcha proyectos innovadores e interesantes que, hasta su irrupción, parecían imposibles de realizar por su temática y riesgo. Sin duda, sus creaciones instauran marca, la marca Ryan Murphy, una consolidada y que con sus altos y bajos ha conseguido crear una línea de producto de lo más interesante.

25 de agosto de 2014

Sangre caducada. True Blood Series Finale.



La última vez que hablé de la serie fue en 2010, básicamente cuando dejó de funcionar como divertimento trash y empezó a caer en una rutina donde más era más y lo único que importaba era seguir adelante.

Pero, sin embargo la serie ha sido, pese a sus terribles últimas temporadas, un fenómeno que no deberíamos olvidar. Llegó a una HBO en horas muy bajas y consiguió un éxito de crítica y audiencia que no esperaban ni en sus mejores sueños, revolucionó una vez más un género, el de los vampiros, que nunca había dejado de pertenecer a los adolescentes y lo elevó a una dramedia kitsh que tuvo su gracia durante un par de temporadas, como mucho.

20 de agosto de 2014

Departamento de promoción: ABC Family


Si por algo se ha caracterizado la cadena de cable es por su ascensión y apuesta por la ficción de género familiar desde el éxito que consiguió con Kyle XY allá por 2007. Desde entonces su negocio se ha visto aumentado con el paso del tiempo y su actual apuesta la componen hasta 9 series y de ellas son las que vamos a ver sus promociones:

PRETTY LITTLE LIARS (2010-?¿)