9 de noviembre de 2014

Las network sobrepasan los límites.



Todo el que conozca un poco la televisión americana sabe que las cadenas que emiten en abierto, las networks, están pasando por un momento crítico de audiencias y reconocimiento por parte de la crítica y los espectadores. La multiplicación de plataformas ha hecho que las estrictas normas que rigen la decencia de lo que se emite vayan siendo cada vez más y más delgadas y que nos encontremos con situaciones, conversaciones y altercados que hace 10 años serían impensables en una TV que era todopoderosa y que, aunque continúa siendo un gran negocio, no pasa por su mejor momento.

Por ello hay ficciones que están intentando estrechar esa línea con tramas más adultas y subidas de tono. El primer escándalo vino de la mano de The Mindy Project, en el que durante casi un episodio completo se debatía la posibilidad de que el personaje de Chris Messina hubiera intentado practicar sexo anal sin pedirle permiso al personaje de Mindy kaling, y eso llevó a que los personajes debatieran sobre diferentes posturas sexuales. Media hora antes, en New Girl se hablaba sobre una cita de Jess y esta comentaba a sus amigos que había estado con un chico dotado de un micropene y además se mencionó varias veces la palabra Sex Fist!, del anglicismo fisting.

Por todo esto el FCC (Federal Communications Commission) se pregunta si debería tomar cartas en el asunto, aunque de momento no lo ha hecho, y ha dicho que la situación está lejos de ser una moda, y que es algo que lleva instaurándose desde hace tiempo y en gran parte por la competencia entre las networks y el cable, donde se tiene mucha más libertad.



Otros casos muy comentados han sido los del piloto de Bad Judge, donde un niño pintaba una cabeza de pene a su profesor y nos la mostraban directamente o, el último caso donde después de un especial de Charlie Brown, dirigido a niños, se emitió un episodio de Scandal que comenzó con una escena de sexo donde la protagonista fantaseaba al acostarse con dos hombres diferentes, alzando las protestas de mis amigos del Parents Council, que contaron los 26 segundos exactos desde que terminó Charlie Brown hasta que Olivia comenzó a refregarse con los varones. Claro, 26 segundos que pillaron a los padres desprevenidos sin darles tiempo a cambiar de cadena o apagar el aparato.

Así está la tele.

23 de octubre de 2014

La maldición de los jueves



Cuando se habla de maldiciones en el mundo televisivo americano casi siempre se saca a la luz los problemas que ha tenido ABC para conseguir buenas cifras y asentar un producto en la primera hora de su prime time de los jueves, el de las 8 de la tarde, donde arrancan todas las propuestas de la televisión comercial.

ABC siempre ha tenido como talón de Aquiles ese horario, uno muy importante para los anunciantes y que permite servir de lanzador al resto de apuestas que se mostrarán esa noche y que debería ser el caballo ganador sobre el que anduviera la programación de ese día. Pero a pesar de los intentos, la network ha fallado en su empeño por asentar un producto desde 2009. Cinco años de maldición, millones de dólares desperdiciados y muchas, pero que muchas propuestas fallidas.

5 de octubre de 2014

Broadchurch VS Gracepoint



Todo el mundo habla de la edad de oro en las series americanas, y quizá el hecho de los incesantes remakes y reimaginaciones que están viendo la luz este año y se preparan para los próximos podría ser un claro ejemplo de que ni todo el oro reluce, ni la edad es tan interesante.

30 de septiembre de 2014

Un salto de confianza y fe



Masters of Sex es una joya que se ha ido remodelando con su segunda temporada y que a pesar de ser pequeña está al nivel de las grandes. No es ni Mad Men ni creo que aspire a serlo, aunque haya entrado en los sesenta y aunque el fondo sea más bien similar. Mad Men es sutileza, y Masters una huida hacia delante.

No se vosotros, pero yo estoy completamente harto de la conversación de moda. Es decir, hablar de una serie que en su segunda temporada ya no es lo mismo, empieza a repetir la fórmula etc etc etc. ¡Por supuesto! Digo yo. Una serie tiene el duro reto de fidelizar espectadores y demostrar que no es flor de un día, pero eso no quiere decir que per se sea peor de lo que era en su primera temporada, y ahí se encuentra la ventaja de seguir una serie, ya conoces a los personajes, estás familiarizado/a con ellos y metido/a de lleno en la historia.

28 de septiembre de 2014

Gotham a examen



La serie más esperada de la temporada se ha estrenado esta semana y la red no ha hecho más que comentar un inicio que deja satisfechos a la mayoría de críticos de TV. Aquí os dejo con una selección de las mejores opiniones para contrastar la tuya o animarte si todavía no has visto el piloto:

El Blog de la Series Americanas: A simple vista lo que más destaca y lo que creo que será lo mejor de la serie es su ambientación […] Ben McKenzie me parece una estupenda elección para el papel del detective Gordon, lo hace estupendamente, aunque le ha faltado algo de protagonismo en el piloto […] Al final no ha sido lo que esperábamos muchos, creíamos que sería mucho más pero igualmente ha estado muy bien esta primera toma de contacto.

VayaTele: La cosa va bien encaminada -aunque podría y debería ser mucho mejor- si nos fiamos de lo que hemos podido ver en su primer episodio […] El primer episodio ha sido correctísimo y nada ha desentonado en el plano visual, pero también bastante plano e impersonal […] El inicio de 'Gotham' ha sido suficientemente bueno -nadie en su sano juicio debería decir que ha sido horrible, incluso magnificando sus defectos.

Inquisitore Televisivo: Da la sensación de que la serie ha hecho menos ruido del esperado […] El hype le afecta a este primer capítulo, ya que a pesar de ser muy bueno no es todo lo espectacular que esperaba.

Todo sobre Series TV: El piloto funciona a las mil maravillas al mostrar que, aunque veremos a Bruce Wayne, él no es la estrella, sino que lo es James Gordon […] En el piloto se empeñan demasiado en demostrar que estamos ante una serie basada en el universo del Hombre Murciélago […] Promete ser una de las grandes series de la temporada, dejando ya un buen camino para contar grandes historias sobre los orígenes de Batman.

Yo no me Aburro: Resulta que Gotham no es una de superhéroes al uso […] Me gustan los actores y el guión del piloto, pero me pregunto si podría continuar una serie que, en realidad, es un policiaco como otro cualquiera.

Truthkills: una producción espectacular, grandes escenarios, vestuario muy cuidado […] Donde se recrea una de las escenas más míticas del comic, y continuando con una trama propia de cine negro, y una ambientación acorde con el guión […] Es en los diálogos donde he encontrado más altibajos, hay algunos bastante buenos y otros parecen del montón, y he echado en falta un poco de humor para contrastar con tanto drama […] No es necesario ser un fan de Batman y su universo, ni para verla, ni para entenderla.

Número de Serie: La clave narrativa es que el guión se guarda mucha información que no quiere dar al espectador […] Para saber(lo) todo tienes que ver el próximo capítulo, un acierto del que muchas networks se olvidan cuando lanzan todo su material en el episodio piloto […] Puede que no estemos ante una serie excepcional, pero desde luego sí es una apuesta comercial más que decente, con buen ritmo y unos diálogos aceptables […] Se nota que estamos viendo una serie de una network y no de HBO.

La percepción general es que estamos ante un buen producto con potencial que puede dar la campanada. Pero debe seguir con el mismo ritmo y desarrollar bien sus tramas para convertirse en algo ambicioso y no caer en los mismos errores que Agents of S.H.I.E.L.D.