Mostrando entradas con la etiqueta Spartacus. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Spartacus. Mostrar todas las entradas

29 de diciembre de 2009

Spartacus: sangre digital y arena cartón-piedra.

La nueva apuesta del canal Starz ya se ha filtrado en Internet semanas antes de su estreno oficial, el piloto está en todos sitios y ha llegado la hora de decidir si indultamos a esta producción o la enviamos directamente a los leones.


Lo primero que hay que aclarar, es que como he dicho, se emite en Starz, que es un canal de cable premium, por lo que necesita de abonados específicos y sigue más o menos la estela iniciada por HBO y Showtime, Starz tiene 18 millones de abonados, mientras que HBO cuenta con más de 35 y Show se conforma con solo 13,5, en resumen, que este tipo de canales tienen total libertad para tratar los temas que quieran y de la forma que quieran, no tienen cortapisas.


Quien aventuró en primera instancia nada más conocer la premisa que esto iba a ser una apurada mezcla entre Gladiator y 300 dio en el clavo, literalmente, los 54 minutos de metraje transcurren como un medido videoclip al más puro estilo de la película de 2000 y los efectos especiales son calcados a los del film de 2007. ¡Pura inventiva!


La historia es simple, un grupo de tracianos, un ejercito romano en guerra, deserción y bajada a los infiernos de la arena y sangre, nada que no sepamos, pero eso sí, bien lavadito y adecuado a nuestros tiempos.


Si hablamos de los personajes, hay que decir que brilla por su ausencia el desarrollo de la personalidad y cualquier matiz que pueda darles profundidad, desde el primer momento sabemos aquí quienes son los buenos y los malos malísimos gracias a unos juegos de miradas, intrigas y músicas de fondo propias de una producción de los noventa, aunque también hay que decir que en todo este tinglado aparece Luci Sin Ley, y claro, por mucho pelucón a lo Alaska que lleve, su presencia multiplica por 3 el interés de la producción, aunque sus apariciones estén contadas de momento.


Los efectos especiales son cuantiosos, cromas por doquier que hacen poco inverosímil la historia, ya que los personajes se pasan la mayoría del episodio deambulando entre exteriores generados por ordenador que cantan bastante, a eso hay que añadir la incesante utilización de la cámara lenta como recurso de dramatismo, así como el uso de imágenes de alta violencia como decapitaciones o amputaciones de miembros, aderezados con litros y litros de sangre digital que sale disparada como si de un surtidor se tratase y hacen que se te revuelva un poco el estómago, y señores, yo tengo un estomago a base de bombas.


También tenemos tiempo para lo erótico-festivo, por que esto es cable y encima premium, así que no faltan los desnudos integrales de mujer, tetas, culos y folleteo cuando es necesario, que eso atrae también a cierto sector de población, no nos olvidemos.


A pesar de que el metraje pasa de forma verdaderamente rápida Starz parece que vuelve a fallar en su empeño por crear una serie a la altura de sus dos grandes competidoras, todos hemos visto como Showtime ha podido posicionar algunos de sus productos como series de vanguardia con un número más reducido de subscriptores, por lo que Starz debería ser capaz de eso y mucho más, y es a lo que aspira, si AMC lo ha conseguido ¿Porqué no?


Pese a todo, tendremos que darle un pequeño voto de confianza, tan solo es un piloto y la historia puede ir cogiendo ritmo con el paso de los capítulos, de momento, Starz ya la ha renovado por una segunda temporada por muy increíble que parezca, no sé si es que yo soy un necio y no he sabido verle las virtudes a esta producción o si es que en verdad la historia mejora de forma galopante, lo único que sé es que de momento solo se merece esto:


4 de agosto de 2009

Sangre, sudor y mucha carne.

Una de las grandes y arriesgadas apuestas de la nueva temporada es, sin duda Spartacus: Bood and Sand, de la cadena de cable premium Starz, que tiene una línea de negocio muy similar a la de HBO o Showtime y que de un tiempo a esta parte está intentando afianzar su apuesta por la programación original aunque no esté teniendo mucha suerte.


Pero tras la fallida Crash que tiene pendiente una segunda temporada y la renovación de la regulera Party Down parece que tras quince años de existencia su proyecto empieza a encarrilar y será el año 2010 el definitivo para saber si sus series son competitivas en el difícil mundo de la TV americana.


Spartacus se presentó en la pasada Comic Con y la verdad es que nadie se ha quedado indiferente, por una parte cuenta con un reparto sugerente con caras como Andy Whitfield o Lucy Lawless (conocida en este santo blog, ahora y por siempre como Lucy Sin Ley) y por otra nos muestra un estilo visual sin precedentes en televisión, aunque no hay que ser muy avispado para darse cuenta que guarda muchísimas similitudes con el film 300, pero lo que más a dado que hablar ha sido sin duda el uso excesivo de la sangre y las escenas de nudismo, que parece, se van a reproducir por doquier.


La propia Lucy en una entrevista al gran Ausiello cuenta que la serie va a ser muy comprometida en ese aspecto y que la veremos desnuda en más de una ocasión a ella y a gran parte del cast, y es que los productores ejecutivos del drama han hecho público que debido a la ingente cantidad de desnudos por parte de los actores se han visto en la necesidad de utilizar protésicos para la mayor comodidad de todos, ya me entendéis, telita.


Así que lo que parece que será una miniserie de 13 episodios (si no tiene éxito claro, sino ya veremos que pasa) se anuncia con una clara premisa, traspasar el límite de lo visto en TV. Puede hacerlo por su coyuntura, ya que es una de las emisoras noveles en el premium y su paquete de abonados no es tan amplio como el de HBO, así que parece que, al menos, tiene asegurada una parte de su éxito mediante escándalo pero ¿Serán suficientes los litros de sangre generada por ordenador y los penes protésicos para generar un culto de seguidores?


Por que eso sí, el sexo vende, pero yo no he oído a ninguno de los actores ni productores alabar el guión y eso, de verdad, da muy mala espina. He querido capturar en imágenes algunos de los momentos más “polémicos” del trailer para que juzguéis vosotros mismos el nivel de intensidad de estos, que en definitiva no es nada que no hayamos visto en cine cien veces.


¿Es la transgresión la única manera de triunfar hoy día en TV?, ¿Habría levantado tanta polémica la serie si se hubiera rebajado el tono de las escenas?, ¿Cuál va a ser el motivo principal para que empieces a seguir Spartacus?