25 de marzo de 2015

Sunday Funday



Sí, el domingo en EEUU es uno de los mejores días para cualquier aficionado a las series, sobre todo por la calidad de las series de cable que llevan emitiéndose ese día de la semana, el favorito por la mayoría de emisoras. Tanto es así que las generalistas llevan años enviando o emitiendo series con menor seguimiento ese día a sabiendas de la potencia de que el cable es su gran competidor.

En esta entrega pretendo comentar mis impresiones de las series de cable que se emiten o se han venido emitiendo hasta la fecha. Contienen spoilers muy generales, pero puedes saltar de una a otra según te interesen:


The Good Wife: Trampa. No es de cable, pero como si lo fuera. Mucho se habla de que esta temporada no está a la altura de la anterior. Es verdad. ¿Y qué? Era imposible que estuviera, pero yo tampoco se lo pedía. Le pedía lo que me da, que es una serie con todas las letras, adulta, que trata al espectador como alguien inteligente y que plantea las tramas de forma excelente. Una rara avis en las network que espero que CBS renueve a pesar de los desastrosos datos. Hablaré de ella largo y tendido cuando acabe su temporada.

Girls: Me ha parecido una temporada bastante decepcionante, sin riesgo, con unos personajes claramente desdibujados llegando a lo animado. Una Hannah más irritante que nunca, un Adam que no ha dicho nada coherente durante la temporada, y una Marnie bastante insoportable. Todo demasiado dulce y con un final que no se cree nadie. Pero sí verá la quinta temporada, aunque no más allá si la cosa no cambia.

Togetherness: Un soplo de aire fresco para mí, a pesar de que los Duplass sean un poco pesados y que quizá la trama que él mismo se ha escrito sea pesada en exceso, narra muy bien esa angustia urbana y de semi-fracaso que muchas han intentado y pocas han conseguido. Y la temporada acaba en alto.

Looking: Cancelada y no se lo merecía. Principalmente porque ha crecido mucho en su segunda temporada. A pesar de sus fallos estaba comenzando a contar algo interesante aunque quizá su temática es algo que no la ha dejado respirar desde el principio. Desde luego no tan mala como algunos dicen.

The Walking Dead: Siempre en el filo, en ese otra vez más no me lo trago pero realmente lo haces. Juegan como nadie con la incertidumbre y el peligro. Hablé de ella hace nada.

Shameless: Otra temporada a un ritmo sobresaliente. Aquí os dejo mi opinión sobre lo sucedido en los últimos capítulos y seguro que comentaré el final que llega en un par de semanas.

Episodes: Me apena no haber podido dedicarle una entrada este año por falta de tiempo. Pero sabéis que Episodes es sensacional, que tiene un ritmo enloquecido sin dejar de ser coherente, que es una pieza de televisión pequeña pero sensacional, con unos actores extraordinarios y unas tramas que te dejan con ganas de más. Sin duda mi comedia favorita en emisión. ¡Y espero que renueve con toda mi alma!

Revenge: Otra trampa de domingo sin excusas. Esta temporada está mejorando y sabe a qué jugar, pero evidentemente es poco recomendable, sobre todo para sus seguidores sufridores que seguimos con ella porque sabemos que queda poco. Quizá esta temporada sea la última o quizá renueven para una quinta acortada. Emily tiene ya poco que decir.