26 de junio de 2011

Good Boy Ryan.


FX, aquella cadena que crea grandiosas series como Terriers o Damages y las cancela por baja audiencia, ha estrenado una nueva sitcom no convencional con el nombre de Wilfred.

La serie no es una idea original sino un remake de una producción australiana del mismo nombre. Está interpretada por Elijah Wood y Jason Gann. Elijah Wood me cae muy mal, esos ojos, esa cara, esos ojos… pero al César lo que es del César, hay que decir que se encuentra muy a gusto en ese papel de perdedor que es tan perdedor que no consigue suicidarse por mucho que lo intente, hasta que llega a su vida algo tan surrealista como un perro con forma humana con un marcado acento australiano, drogadicto, salidorro y muy hijoputa que sólo él puede oír y ver representado de esa forma.


El acento australiano lo aporta Jason Gann que ya hacía de perro cabrón en su país natal, las demás son señas características de este perro que trata a su amigo como a un perro y su amigo lo trata a él como a un humano más tras pasar la inicial fase de shock. ¿Divertido no?

Los primeros minutos son hilarantes y tiene golpes de efecto realmente logrados. No es una sitcom blanca, no es The Big Bang Theory, pero sabe jugar bastante bien con la escatología y el sexo sin llegar a ser grosera, pero si irreverente y bastante loca.


A mi me ha gustado mucho más de lo que pensaba, quizá porque estoy dentro del target al que van dirigidas las series de FX o quizá porque es buena, pero sólo se que tengo ganas de ver el segundo episodio, que el ritmo del primero ha sido muy bueno, y que las situaciones cómicas me han reír. Este experimento a medio camino entre la sitcom animada y las dramedia de Showtime bien podría ser una buen batido de Family Guy con Weeds, con sus defectos y sus virtudes, aunque claro, estrenarte como la mejor sitcom en la historia de tu emisora con 2,55 millones de espectadores en un momento en que FX lo está pasando realmente mal a la hora de crear nuevos éxitos no es cualquier cosa.

¿Ustedes son de los que ya la han visto? ¡Good boys!

7 comentarios:

satrian dijo...

A mi me parece demasiado extraña, no digo que esté mal pero es muy perturbador el perro de acento australiano que le gustan los peluches y las pelotas de tenis.

seriéfilo dijo...

Satrian: Jajaja si, pero creo que debido al caracter del perro, esa sensación perturbadora s difumina un poco no crees?

martinyfelix dijo...

No sabía que había sido un estreno tan potente. Miedo me da que se desinfle, que igual hay muchos que han visto el primero por curiosidad y no más. Pero no seré gafe, no.

Me gusta, me gusta.

OsKar108 dijo...

A mi me ha dejado una sensación extraña (¿tanto como la propia serie? no se XD).
No me ha hecho reírme a penas, pero tampoco me ha dejado mala sensación (además creía que iban a tirar más de temas escatológicos y por suerte, para mi, no ha sido así). Tengo intención de ver alguno más y acabar por decidirme.

¡Saludos!

seriéfilo dijo...

MartinyFelix: He leido criticas de revistas americanas que han visto hasta el 4 episodio y dicen que sigue con el ritmo de forma perfecta.

Oskar: Yo también estoy decidido a ver más, me reí en algún que otro punto, cosa que parece no os pasó a vosotros, pero me pareció elquilibrada dentro de su extraña formula.

Un telespectador más dijo...

Yo no sabia que esperarme de esta comedia y al final me ha dejado con curiosidad por ver un poco más, por ver hacia donde va porque tiene una premisa tan simple que no se yo si no cansará con el paso de los capitulos.

Saludos!

seriéfilo dijo...

UTM: Pueden hacerlo muy bien, pero también muy mal, si el cuarto y quinto capitulo mantienen el ritmo entonces será un acierto. Aunque la serie australiana solo tiene 2 temporadas, y en EEUU si funciona suelen estirar mucho el chicle.