11 de junio de 2010

Secretos de niñas pijas.

Si, confirmado, ABCFamily ha culminado su proceso de CW-conversión y acaba de estrenar su nueva ficción para el verano basada en una famosa serie de libros para adolescentes, que como no, ha sido un éxito de ventas tan grande que su adaptación a la pequeña pantalla no podía hacerse de rogar.


La premisa es una concatenación de clichés que el género lleva explotando durante más de dos décadas, pero funciona, como casi siempre lo ha hecho. Un misterio que se plantea en los primeros minutos de metraje, la desaparición de una adolescente y el consiguiente trauma que sus mejores amigas sufren a continuación y que nos ahorran parcialmente al saltarse un año de tacada y presentarnos a los personajes, en una encrucijada que las llevará de vuelta a sus raíces.



Niñas muy monas, caminando por los suburbios como las Desperate Housewives pero con 40 años menos, un misterioso anónimo que dice saber todo lo que pasa alrededor de sus vidas, coqueteos con las drogas, con la sexualidad entre féminas, traición fraterna inminente, líos entre profesor y alumna y la comparsa existencial de unos padres en un argumento que de momento, poco tiene donde rascar.


La química entre los personajes está bien conseguida, la iluminación y atmósfera de la serie es un acierto con reservas, y las actuaciones no apestan como norma general, y aunque alguna de las adolescentes es bastante floja el mayor reclamo para los espectadores que no hemos seguido la serie de novelas es la aparición de Laura Leighton, que está encadenando un trabajo tras otro aunque aquí de primeras se la ve un poco pasada de rosca y Holly Marie Combs, que vuelve a la interpretación tras el final de Charmed siendo una de las actrices de televisión más infravaloradas.


El conjunto es deficiente, al menos como punto de arranque. Claro está, los fans de Gossip Girl o Vampire Diaries se sentirán como en casa, viendo como se putea durante diez cortos episodios a unas niñatas bien de los suburbios atormentadas por “un gran secreto” que juraron no decir a nadie pero que quedará en evidencia al final del capítulo número nueve. Su estreno ya ha sido un éxito con dos millones y medio de espectadores siendo el mejor de la historia de la cadena solo por detrás de The Secret Life of the American Teenager, que es la continuación natural de 7Th Heaven y la buena estrella de Brenda Hampton, que cosa que toca, cosa que convierte en éxito absoluto, rancio, pero absoluto.


A estas alturas del post, los seguidores más avezados se habrán dado cuenta que no deben perder los 43 preciosos minutos de su vida en subproductos de este tipo a los que ABCFamily se está dedicando a dar luz.


Pero claro la noticia de que en Agosto estrenan una serie llamada Melissa & Joey, con dos estrellas de la comedia de los noventa caídas en la desgracia televisiva que son ni más ni menos que Sabrina y el hermano guapo de Blossom con un vehículo para su propio lucimiento que apesta desde Cincinnati, me hace pensar que, sobre el 19 o 20 de Agosto todos ustedes quedan invitados a leer, unas pequeñas impresiones sobre unos 20 minutos de metraje que pueden hacer historia, porque espero que Melissa ponga a otro gato parlanchín en su nueva serie, y es que toda buena sitcom debe tener un buen animal que hable, sino que se lo pregunten a Family Guy o American Dad o que vayan a darle cuentas al señor que se pasó 102 episodios disfrazado como un extraterrestre con nariz de cruasán en ALF.


Pues sí, más vale callar.

6 comentarios:

fon_lost dijo...

A mí me ha hecho mucha ilusión ver a Holly, no recordaba que esta era la serie en la que salía. Y ver a una cara de mi placer culpbale nº2 también me ha hecho ilusión, aunque su personaje no me gustó, y aquí aun no sé que pensar. La serie nos tendrá entretenidos, y la disfrutaremos (sí...soy de los que sigue Gossip Girl y a los vampiros).

satrian dijo...

La serie pues bueno...da lo que ofrecía, pero me ha servido para darme cuenta que me tengo que quedar con las "mamis" ahora, Piper de Embrujadas, Sidney de Melrose Place, y Nicole de Fama, ains los años.

Mina Harker dijo...

Pues es una de esas series que si se estrenase en otra época del año (donde ya tengo el cupo de guilty pleasures completo. Que yo de series tontas adolescentes tiro, pero tengo un máximo permitido xD), no le daría ni media oportunidad, pero para rellenar los huecos en verano entre maratón y maratón viene estupendamente.
A mí el piloto me entretuvo bastante. Es tonto y simplón a más no poder, y tira de clichés como ninguno, pero tampoco voy a pedirle otra cosa. Eso sí, no sé si me hace gracia o me molesta eso de que se tiren todo el capítulo repitiéndote los muchos secretos que tienen, que son todos secretamente secretos, y eso... por si no te enterabas a la primera.

Y me alegro de volver a ver a Holly Mary Combs en una pantalla. Cuando veía Charmed (le perdí la pista a la serie mucho antes de que acabara), el personaje de Piper se me hacía cansino, pero ella me gustaba.

seriéfilo dijo...

fon lost: lo bueno es que en verano, podemos permitirnos estos caprichos ¿no?

Satrian: Yo también me quedo con las mamas... ha sido un acierto del casting, lo más relevante y lo mejor actuado.

Mina: !Bienvenida al blog! El piloto, como bien dices es tonto y simplón, pero cumple la mínima que es entretener, ya veremos como se desarrolla la trama y si cae en e absurdo o se mantiene en un nivel aceptable.

manganxet dijo...

Cuando me ponga al día con las series atrasadas me pongo con esta. Sí, fijo que será una basura, pero es el tipo de basura que me encanta xD

seriéfilo dijo...

maganext: Es lo bueno de la diversidad, que hay veces que hasta ver a unas cuantas niñas pijas amenazadas en un trama simple simple apetece, para desengrasar...