27 de julio de 2015

El verano da la espalda a la ficción



Y no, no estoy hablando del cable, sino de las apuestas que las cuatro grandes networks y The CW han puesto en parrilla con resultados que se mueven entre lo catastrófico y lo pasable. Esto es sin duda un duro golpe para las 17 ficciones que se estrenan en este periodo estival, una cifra nada despreciable que puede verse reducida en veranos posteriores debido a su insostenibilidad.

FOX ha apostado por dos ficciones en temporada estival. La primera es Golan The Insatiable, una sitcom animada que viene siendo emitida los domingos tras hora y media de reposiciones. Sus datos son malísimos, medio punto en los ratings siendo última opción de su franja. La segunda es Wayward Pines, que a pesar de estar cancelada, ha respondido bastante bien con unos datos que rozan los 4 millones de seguidores manteniéndose en una segunda plaza bastante inusual para FOX. Ha el estreno veraniego con mejores datos entre los espectadores jóvenes.


NBC es sin duda la que más ha apostado por ficciones este verano con 5 producciones bastante diferentes. Primero hablaremos de 3 sitcoms, las dos primeras están pendientes de estreno y son Mr. Robinson y The Carmichael Show, poco que decir sobre ellas, solo que han sido enviadas a una muerte segura y que, salvo gran sorpresa, no renovarán. Una que si lo hizo el año pasado fue Welcome to Sweden, contra pronóstico, y el estreno de su segunda temporada se ha saldado con un batacazo tremendo y solo 0,3 puntos de rating, siendo última opción en su franja y apenas superando el millón de seguidores.

Tampoco le ha ido nada bien esta temporada a Hannibal, que ha sido cancelada de forma fulminante y enviada al sábado, donde apenas supera el millón de seguidores y se mueve entre el cero técnico con 0,2 o 0,3 puntos de ráting, al igual que Aquarius, que a pesar de ser renovada ha sido enviada al sábado y está marcando unos datos irrisorios.  ¿Qué denota esta situación? Que renovar Aquarius le cuesta menos a la cadena que emitir una reposición, porque tendrá grandes incentivos fiscales o una license fee regalada, y que Hannibal es una serie más cara e insostenible, a pesar de que su coste, al ser una especie de co-producción, nunca fue inaceptable.

CW importa alguna serie de Reino Unido, y apuesta por realities de bajo perfil, pero también ha estrenado una serie que no tenía intención de renovar, The Messengers, y que ha quemado en los viernes con apenas medio millón de seguidores y 0,2 puntos de rating. Otra ficción que renueva a pesar de datos catastróficos es Beauty & the Beast, que lleva dos años emitiéndose en temporada baja porque necesita episodios para llegar a una sindicación que la hará rentable. Un millón de seguidores y 0,2 puntos en el rating. Se quedará con 57 episodios, y habrá que ver si vuelve a ser renovada para quedarse en unos manejables 70 o si la cadena tendrá suficiente con la tanda de este verano. En Agosto estrenan Significant Mother, un intento de cubrir el expediente con una sitcom de CW Seed que tiene los días contados.

ABC también cuenta con una programación nada despreciable en verano. Este año ha estrenado The Whispers, que se mantiene en segunda posición en su horario sin llegar al punto de rating, teniendo en este caso unos datos aceptables, y The Astronaut Wives Club, que ha ido perdiendo fuelle con el paso de las semanas y cada semana está más cerca del medio punto en los rátings con solo 3,5 millones de fieles. Un resultado que no es catastrófico pero que dificulta mucho la renovación.

Entre las ya conocidas tenemos a Rookie Blue en su sexta temporada, co-producción canadiense, que este verano está cosechando sus peores datos con cifras que no llegan al punto en los ratings y que la empujan a la tercera y última posición en los ratings. Mistresses está ya en su tercera temporada y ha sufrido la baja de Alyssa Milano. Sus regulares audiencias se han mantenido estables durante sus tres temporadas, alternando la tercera y cuarta posición en los ratings pero con casi 40 episodios en su haber, lo que, junto con el precio de una producción que se ha mudado a Canadá, podrían ser los factores determinantes para una posible renovación.

CBS se enfrenta al verano con tres dramas. Under the Dome está en su tercera temporada con un considerabilísimo desgaste que hace que su audiencia se haya reducido en un 60% en cuestión de dos temporadas y que apenas supere el punto en los demográficos. Habrá que ver si eso es suficiente para la renovación. Extant si cabe ha bajado todavía más sus datos en esta segunda temporada. Muy difícil lo tiene la serie de Halle Berry si no consigue remontar esos datos de cara a una hipotética tercera temporada. La novedad de este año ha sido la muy polémica  Zoo que está consiguiendo ser primera opción en su franja con datos que rondan los 7 millones de espectadores, siendo uno de los pocos aciertos, hasta la fecha, de estas vacaciones.


Ante este panorama hay que preguntarse si el negocio de la ficción en verano es lucrativo para las networks, si pueden mantener estos datos gracias a que se trata de proyectos más baratos y menos convencionales y si la expansión que prometían en época estival seguirá aumentando o si está en peligro de cara al año próximo.