9 de marzo de 2015

Del búnker a la gran manzana.



Eso es lo que le pasa a Kimmy Schimdt, la protagonista de la nueva serie de Netflix y Tina Fey, llamada como no, Unbreakable Kimmy Schimidt y ambientada, no podía ser menos, en Nueva York.

Kimmy sale del búnker y se encuentra en un lugar donde no conoce a nadie y nadie la conoce a ella, y a partir de ese momento, empieza su búsqueda para encontrar trabajo, una casa y nuevos amigos. Ese es el punto de partida de la sitcom que NBC no quiso y que demuestra que la comedia inteligente puede haber muerto en la televisión en abierto.


Lo digo porque con esta comedia NBC podría asegurarse el favor de la crítica y quizá algún que otro premio el próximo año. Pero el seguimiento de la audiencia ante un producto así estaba más que en entredicho. Si digo que esta serie es la hermanita de 30 Rock me estaría quedando corto, fundamentalmente porque sigue el mismo esquema a la hora de plantear el episodio, siendo una sitcom “single camera” e hilando un gag detrás de otro sin descanso. Incluso la musiquilla de fondo es similar, y la presencia de una siempre espectacular Jane Krakowski que repite con Fey y que es uno de los personajes más divertidos bordándolo como rica y excéntrica.

La gran diferencia con 30 Rock es que nos encontramos ante una serie un poco más dulce, con una trama más asequible pero que, no nos olvidemos, está plagada de referencias culturales que sorprenden y mucho. De momento los 4 episodios que he visto prometen, y eso no es algo que diga (o se diga) en los estrenos de comedias actuales.

¿Será Unbreakable Kimmy Smichdt la primera sitcom clásica de plataforma digital en ser nominada a los premios Emmy? ¿Tendrá un largo recorrido en la plataforma? Desde luego y gracias a Netflix tiene asegurada una segunda temporada y eso, tranquiliza, porque… ¿Quién quiere empezar a ver una serie con la incertidumbre de que la cancelen a las pocas semanas?

2 comentarios:

Dids dijo...

Me ha durado un 1 día, con eso, creo que te puedes hacer una idea, de lo que me encantado esta nueva apuesta de Netflix. Esa tan 30 rock y tan Tina Fey que duele. De la risa.

¿Puede ser una de las comedias del año? Debería, porque tiene muchos puntazos, y momentos para recordar en nuestra memoria seriéfila colectiva.

Jane Krakowski está espectacular, pero eso tampoco es novedad, puede que sea más de lo mismo, pero es que lo hace tan condenanadamente bien que por mí podría seguir y seguir hasta la edad de Betty White.

No sé si decir que es una sorpresa lo mucho que me ha gustado, porque sabiendo quién está detrás tenía muchas esperanzas, pero desde luego, no me espera acabar tan contenta con esta nueva serie. It's a miracle!

Un saludo^^

seriéfilo dijo...

Dids: ¿A que sí? Le corre 30 rock por la venas... y la krakowski está genial con lo que le pongan, ya lo estaba en Ally y en 30 Rock y lo estará con lo que le pongan.

Realmente sorprende, y que la NBC la haya vendido es un sintoma malo para la tv generalista y demuestra lo listos que son los de netflix.

Gracias por comentar!! :