14 de diciembre de 2014

Primer balance de la temporada ’14-’15.



Por sexto año consecutivo me dispongo a hacer balance de la primera parte de la temporada, un balance en un momento raro para las 5 networks en el que la televisión pasa más que nunca por momentos inciertos con datos cada vez más residuales.


NBC se mantiene estable respecto al año pasado, The Voice sigue siendo un gran éxito y los procedimentales de Dick Wolf (Chicago Fire, Chicago PD y Law & Order: SVU) continúan dando datos más que rentables para la cadena. Una prueba de fuego era la consolidación de The Blacklist que ha sido conseguida y se perfila como un éxito duradero, aunque dejará de tener a The Voice como lead-in. Si hablamos de estrenos, las cosas cambian y es que ni tan solo un nuevo formato ha destacado en parrilla. Todas las comedias estrenadas se han convetido en estrepitosos fracasos y ya han sido canceladas o no renovadas A to Z y Bad Judge, mientras Marry Me y About a Boy siguen decepcionando semana a semana. En cuanto al drama solo se salva The Mysteries of Laura, que si bien consigue muy buenos datos totales de espectadores, su audiencia está muy envejecida, aunque puede no estar todavía en peligro. Constantine está sentenciada y la nueva serie de Katherine Heigl llamada State of Affairs no ha tenido la respuesta que se esperaba, aunque todavía no está dicha la última palabra.

NBC afronta la midseason con el final de Parks and Recreation, que nunca ha sido un caballo ganador, y el estreno de un nuevo drama llamado Allegiance, pocos riesgo y mucha continuidad.

CBS tiene más series consolidadas que ninguna otra network, además de sus comedias y dramas más conocidos, este año ha conseguido asentar Mom que está en su segunda temporada, así como los satisfactorios estrenos de la temporada NCIS: New Orleans y Scorpion, que han probado que todavía se pueden crear éxitos en TV. En la parte templada encontramos a Madam Secretary con una audiencia muy envejecida y en el farolillo rojo están The McCarthys que tiene pocas posibilidades de renovación y The Millers que fue cancelada de forma fulminante. CSI y The Good Wife están consiguiendo datos bastante malos y aunque no se prevé su cancelación será difícil que vuelvan a renovar.

Para midseason están en recamara Battle Creek, lo nuevo de Vince Gilligan y David Shore, creadores de House y Breaking Bad y CSI: Cyber el nuevo spin off de la franquicia. Ahí es nada.

ABC ha conseguido crear un bloque de éxito en sus sitcoms del miércoles con la consolidación de The Goldbergs y el buen estreno de Black-ish en un género que les está costando a todas las demás, un género en que también han pinchado estrepitosamente con Selfie y Manhattan Love Story. Si hablamos de dramas podemos ver que ni Forever ni Resurrection tiene un futuro muy halagüeño y que veteranas como Nashville o Revenge las están pasando canutas, no así el mejor estreno de la temporada, How to Get Away with Murder que es sin duda la revelación de este curso.

Para la segunda mitad del año ABC tiene preparados los estrenos de Galavant (como reemplazo de Once Upon a Time), Secrets & Lies, y Agent Carter lo nuevo de Marvel que viene a sustituir durante el parón a la consolidada Agents of Shield.



Annus horribilis para FOX, de entre sus comedias de carne y hueso solo Brooklyn Nine-Nine tiene datos aceptables mientras que New Girl y The Mindy Project se van erosionando, la nueva Mulaney ya está cancelada y en drama, tanto Red Band Society como Gracepoint han sido batacazos mayúsculos con menos de 1 punto en los rating. Incluso Sleepy Hollow ha bajado sus estupendos datos y solo el estreno de Gotham ha podido brillar sin excelencias.

Malos datos que la cadena espera remediar con American Idol, la vuelta de un agónico Glee, el estreno de The Last Man on Earth, una comedia futurística, Weird Loners y Empire, su mayor esperanza en terreno del drama junto a Backstrom que supone la vuelta a tv de Rainn Wilson. Muchos estrenos que intentarán paliar el gran desastre que está siendo esta temporada.

TheCW puede estar contenta, el estreno de The Flash ha sido su mayor éxito en un lustro y está manteniendo una audiencia envidiable, también mantienen sus datos de la anterior temporada The 100 y The Originals, una buena noticia ya que es muy difícil consolidar series en su segunda temporada. Con el éxito de Arrow, Supernatural y Vampire Diaries solo hay que destacar los tropiezos de Jane the Virgin que está siendo aclamada por la crítica pero no el público y Reign, que lleva marcando mínimos semana a semana.

La cadena apuesta por la continuidad en invierno y, de momento, solo tiene fecha para el estreno de lo nuevo y probablemente último de Hart of Dixie aunque la inminente llegada de iZombie y The Messengers no se hará esperar.

Como habéis comprobado el mercado de la midseason es cada vez más escaso y las cadenas prefieren ir a lo seguro y no estrenar mucha oferta ya que las estadísticas dicen que el éxito durante esa parte del año es mínimo.

Si te interesa conocer que ocurría durante anteriores temporadas, aquí tienes los enlaces: