7 de septiembre de 2014

Qué hacer con el bombo: Alyssa Milano



Vuelve esta maravillosa sección del blog donde analizo cómo y de qué manera se esconden los embarazos de las actrices en sus series de televisión, y esta vez ha llegado el turno de Alyssa Milano, que durante el rodaje de la segunda temporada de Mistresses ha estado esperando la llegada de su segunda hija.

Si bien durante la primera temporada los productores tuvieron que cuidar las tomas de su cuerpo ya que acababa de dar a luz a su primer hijo y su forma física no coincidía con la de su personaje, en esta segunda tanda hemos visto como, en vez de introducir el embarazo en la trama, han preferido mantener a su personaje libre de ataduras.





Durante trece episodios hemos podido ver como se evidenciaba la incipiente barriga de la actriz y como los planos se iban haciendo más y más cortos para intentar evitar que el espectador se diera cuenta y como diferentes objetos han ido tapando de forma cada vez más rocambolesca a la actriz.

Además, su trama se ha ido reduciendo con el paso de los capítulos debido a su avanzado estado, siendo las otras tres protagonistas las que se han repartido el peso de la producción.



Si como decía los planos cortos han sido la tónica de la temporada para intentar evitar que se notara el embarazo, a pesar del normal hinchazón en la cara de la actriz, estos no ha sido losl únicos.Las camisolas anchas y las chaquetas abiertas han sido un todo en el vestuario de la actriz durante el proceso de rodaje, donde además, se ha pasado la gran mayoría de la temporada sentada en un sofá y parapetada por una mesa, un jarrón o un centro de flores.

No solo eso, también los socorridos mega-bolsos han hecho su aparición en casi cada capítulo, y diferentes sábanas, y gabardinas como la que ilustra la primera imagen del post han aparecido entre la cámara y Alyssa para esconder su tripa.




Y además, también se han usado tostadoras, juegos de luz y sombras e ingeniosos planos frontales que derivaron en diversos comentarios de las actrices durante el rodaje y llegaron a incluirse en el último episodio de la temporada donde el personaje de la ex de Charmed aseguraba que no podía parar de comer.

Como en Scandal, hemos visto que durante la temporada se ha tratado de conseguir que el hecho no interfiriera en la credibilidad de la trama, cosa altamente inverosímil puesto que determinado tipo de planos solo hacen evidenciar más que algo se está escondiendo y se crea una paradoja en el espectador en la que es evidente que la actriz está embarazada pero el personaje juega a que no. Y yo me pregunto ¿Tan difícil era incluir el embarazado de la Milano en la serie tras las tramas de la primera temporada?