10 de noviembre de 2012

¿Por qué a estas alturas Fringe?



Me sumo en gran pena al tener que hablar así de una serie que me gustaba, que me ha entretenido durante cuatro temporadas y a la que esperaba semana tras semana para ver que pasaba, que locura nos traía con esos casos en el limite de la realidad, el gran Leonard Nimoy, o la doble de una aussie que se hace pasar por norteamericana que a su vez se hace pasar por ella misma dentro de un universo paralelo que se parece al suyo pero diferente.
                                                
Spoilers hasta el capitulo 5x06.




Todos sabemos que Fringe ha evolucionado muchísimo durante su ciclo vital, y que ha sido una serie pionera hasta el punto de ser dos en una el año pasado con dos universos paralelos, pero de repente, y con una quinta temporada que prometía mucho, por ser el final, por conocer ya quienes son los observers y por tener que luchar con ellos en la batalla definitiva van y nos regalan seis episodios anodinos, sin emoción, lentos en el que nos hacen buscar unas cintas de video que nos aburren, dando vueltas en una realidad ajena a nuestros personajes y que no da de si, y encima sin Blair Brown y con el drama de la muerte de Etta, un personaje al que ni teníamos cariño y que nos importaba bastante poco.



Me duele decir esto de Fringe, me duele mucho, pero la verdad es que ya ha gastado la primera mitad de su última temporada y no hay nada que podamos destacar hasta ahora. Normal que el pobre John Noble no pudiera conciliar el sueño…

Yo no se si la salida de Pinkner ha hecho tanto daño como para perjudicar la serie de esa manera pero… ¡El episodio de esta semana estaba escrito por David Fury! ¿Os acordáis cuando este hombre molaba? Si, escribía en Buffy, en Angel y en la primera temporada de Lost. No sé, no lo entiendo. Menos mal que los que si se salvan son los actores protagonistas. La escena final entre Nobel y Jackson es enternecedora, y el trabajo de Ana Torv como la abnegada Olivia sigue dando a esta producción un toque distintivo.



Yo espero que la serie reaccione de cara al final ¿no? A ver si no es muy tarde…

2 comentarios:

Dids dijo...

lo cierto es que me tiene muy desencatada, ya desde el final de la tercera temporada...

Que poco tiene que ver esto con lo que era Fringe en sus inicios, es una pena.

Solo espero que el final no me disgute mucho, poco tiempo les queda para eso, pero todo es posible.

Un saludo^^

seriéfilo dijo...

Dids: Yo, que sé, es que me parece que han perdido un poco el norte de la historia que quieren contar, más todavía con el giro de Peter que parece que todos sabemos donde va a llegar... En fin, espero que no se convierta en otro final decepcionante de la factoria JJ.