23 de mayo de 2012

Y la gran vencedora de la temporada es…

No, no es, son dos. A punto de terminar la temporada televisiva 2011-2012 CBS vuelve a coronarse como la network más vista de la televisión americana con el margen más amplio respecto a sus competidores en la friolera de 23 años. En los últimos 10 años CBS ha liderado en 9 ocasiones, todo un récord, ayudada por su parrilla, que consiste basicamente en dramas policíacos y procedimentales y comedias multicámara. Además tiene el honor de haber estrenado la serie nueva más vista de la temporada, Persons Of Interest, y la que mejores datos ha cosechado en las demos de 18 a 49 años, 2 Broke Girls. También cuenta con el drama más visto de la actualidad por tercera temporada consecutiva, NCIS, y la sitcom con más espectadores, Big Bang Theory que desbanca a Two And A Half Men.

Así CBS terminará la temporada con una media de 11,74 millones de espectadores, FOX en segunda posición con 8,87 millones, ABC con 8,36 millones y por último NBC con 7,38 millones.

Y decía que eran dos los ganadores porque el ansiado pastel de los datos de los demográficos de 18 a 49 años lo vuelve a ganar FOX esta temporada con 3,2 puntos de rating gracias al programa más visto de la televisión que vuelve a ser American Idol a pesar de perder un 23% de la audiencia respecto al año anterior. La segunda plaza la consigue CBS con 3 puntos de rating, seguida de NBC que sube un 9% y consigue la tercera plaza con 2,5 puntos y ABC que se queda cuarta en un mal año con 2,4 puntos. Muy ligera es la diferencia total entre los datos demográficos de las tres últimas, ya que CBS acumula 3,8 millones en esa franja mientras que NBC consigue 3,18 y ABC 3,10 millones, un margen mínimo que hace estar a las dos emisoras muy empatadas.

Las conclusiones a primera vista son claras, CBS es la ganadora por excelencia con el primer puesto en espectadores totales, la medalla de oro en seguidores de entre 25 a 54 años y la plata entre los que están entre los 18 y los 49 mientras que FOX sigue atesorando el favor del público joven siendo la segunda cadena con poco margen de seguidores con ABC. American Idol ha sido esencial para esa segunda posición con una ABC que no tiene un reality fuerte entre los jóvenes, ya que Dancing With The Stars ha sufrido en las demos durante su nueva edición. Por otra parte NBC ha sabido rentabilizar The Voice, lo que le ha permitido “salvar” la temporada, o bien maquillarla un poco.

Con estos datos se refrenda que las voces que dicen que NBC está al borde del abismo exageran, primero porque sus datos en los demográficos no han sido tan desastrosos, y segundo porque no se encuentra a una distancia insalvable ni de ABC ni de FOX.

La próxima temporada se presenta de forma anodina, con el apoyo de nuevo al género sitcom tras el despunte de esta temporada y apuestas poco arriesgadas y más bien conservadoras. Habrá que estar atentos a los desgastes de American Idol, Survivor y The Voice y a los comportamientos de las nuevas ficciones.