26 de julio de 2011

Hogar, dulce hogar.

La entrada contiene spoilers de la 8ª season premiere de Entourage.

El pasado Septiembre Entourage decía adiós dejando a un Vince que había bajado a los infiernos de la mano de la pornstar Sasha Grey, adicto a la cocaína, al alcohol y las fiestas, y siendo descubierto con la primera de estas.

Ahora vemos como tras pasar 90 días en rehabilitación vuelve a un lugar donde parece que todo está igual que siempre. Y es que aunque el personaje de Vince sea el que menos trama consistente aporta a la serie lo cierto es que todo gira alrededor de él.

Fundamentalmente hemos podido ver en esta season premiere como se hielan las cosas entre E y Vince ¿A quién no le ha pasado que la relación con su mejor amigo no se ha enrarecido? E da con la clave de forma inteligente, los negocios no pueden mezclarse con la amistad, y aunque Vince siempre dice que la relación fuera del trabajo siempre va primero es cierto que ambas se entremezclan y es inevitable que se salga perjudicado de ello.

Drama se muestra sobreprotector con su hermano, que parece ser no va a sufrir por las consecuencias de su drogadicción frente a la prensa, Turtle no aporta nada, mientras que Ari está mucho más comedido que de costumbre, y es que el machazo de su mujer no nos lo esperábamos, y la sobria actuación de Jeremy Piven, siempre sobreactuado por las características de Ari tampoco. Por algo se habrá llevado tantos Emmys…

Atención al cameo de John Galecki, que se muestra diametralmente opuesto al geek de Leonard, hace una referencia a Roseanne y deja plantado a E en mitad de una entrevista porque le llama una modelo de Victoria Secret que se quiere follar.

Por lo demás, sigue siendo Entourage después de todo, conversaciones entre hombres, fiestas con tías buenas y descubrir lo difícil que es ir a una fiesta sin tomarte una cerveza con alcohol. Han pasado 90 episodios pero todo fluye a las mil maravillas. Es el principio del fin de la serie, sólo quedan 7 episodios y avisan que todo se vuelve mucho más adulto y trascendental. Habrá que ver si el incendio de la casa sirve para traer un soplo de aire fresco a la vida de estos personajes.