24 de julio de 2011

Drama en los 90 (II)


La gran triunfadora en series dramáticas de los 90 es sin lugar a dudas la CBS, mientras que las demás cadenas aunaban gran cantidad de sus esfuerzos en sitcoms, la cadena del ojo apostó fervientemente por dramas, procedimentales sobretodo, creando la base de su actual parrilla.


Murder, She Wrote (1984-1996) con la adorable Angela Lansbury se mantuvo once años en parrilla los Domingos por la noche con una audiencia formidable pero con unos demográficos que iban languideciendo. Llegando a la duodécima temporada la protagonista, nominada 10 veces al Emmy por el papel de Jessica Fletcher, comenzó a sentir que llegaba el tiempo de decir adiós, por agotamiento y porque por aquel entonces estaba apunto de cumplir 70 años. Pero fue la CBS la que decidió cambiar su horario en la decimosegunda temporada, pasándola a los jueves y enfrentándola directamente con Friends, lo que hizo que pasara de 15 millones de seguidores de media a solo 9,5 millones, bajando incluso hasta los 6 millones en alguna que otra ocasión. La cancelación fue inmediata pero la serie siguió viva en forma de tvmovies hasta 2003.

Northern Exposure (1990-1995) fue todo un éxito de crítica, durante 110 episodios consiguió ser nominada a 57 premios, y eso que sólo era una serie de relleno veraniego que debía durar 8 episodios. Pero tanto en España como en EEUU todos se rindieron ante los encantos de este icónico lugar de Alaska donde David Chase escribió buena parte de sus episodios en una etapa pre-Sopranos.


Picket Fences (1992-1996) fue otro producto aclamado por la crítica pero con unos datos de audiencia lejos de lo espectacular, en su primer temporada solo promedió 7 millones de espectadores, mientras que en sus siguientes etapas subió hasta los 9,5 millones. Entre sus peculiaridades destacaba la forma desprejuiciada de tratar temas tan espinosos como la homofobia, la poligamia o la religión. David E. Kelley, uno de los magnates de la industria americana estaba detrás de ella y lanzó a la fama a una jovencita Holly Marie Combs.


Diagnosis: Murder (1993-2001) comenzó como spin-off de otra serie en forma de telefilms para luego pasar a serie seminal con éxito más que discreto, hasta el punto de estar cancelada al final de la segunda temporada. En la tercera, con un comienzo en mid-season, logró superarse y se mantuvo en antena durante 9 temporadas y 178 episodios con un claro esquema procedimental.

Dr. Quinn, Medicine Woman (1993-1998) tuvo un enorme éxito internacional siendo emitida en más de 100 países y elevando la figura de Jane Seymour, su protagonista, hasta grandes cotas de popularidad. Se emitió de forma integra en las noches de los Sábados, donde pocos productos encontraban un lugar prominente y se mantuvo en antena durante 6 temporadas y 150 episodios. Esta mezcla de western y drama de época vio su fórmula radicalmente cambiada durante su última temporada, ya que los demográficos que venía cosechando sugerían que su audiencia mayoritaria eran las mujeres de más de 40, por lo que se introdujeron cambios para atraer a los hombres, datos que funcionaron, haciendo subir la media de la serie aunque fue cancelada abruptamente pudiendo finalizar su historia con dos tvmovies.


Walker, Texas Ranger (1993-2001) fue otra producción que gozó de gran éxito durante el Sábado noche, su primera temporada constó de 3 films especiales para testar a la audiencia que respondió favorablemente apoyando al ranger Walker en este denostado y amado western durante 9 temporadas y 203 episodios. Chuck Norris vivió un importante despunte de su popularidad, permitiéndole rodar en 2005 una nueva tvmovie que vendría a ser el piloto de la continuidad de la serie si esta hubiese tenido éxito, cosa que no sucedió.

Touched By An Angel (1994-2003) constituyó un éxito inmediato para CBS siendo unos de sus series más seguidas llegando a promediar casi 22 millones de seguidores durante su cuarta temporada. En un principio contaba la historia de un ángel de la guardia enviado por Dios como guía para personas que se encontraban en un periodo amargo de sus existencias, aunque más tarde se introduciría en la serie el personaje del ángel de la muerte e infinidad de elementos mitológicos que la redefinieron. Su traspaso a la noche sabatina tras siete temporadas la hirió de gravedad complicando su ciclo tras 211 episodios.


Chicago Hope (1994-2000) se estrenó un día antes que ER y las dos tuvieron que verse las caras frontalmente desde entonces y hasta el fin de la primera temporada de ambas, lo particular del caso es que ambas eran series médicas con una estructura similar y unas tramas no muy alejadas, aunque si con diferencias claves. ER ganó la partida a un David E. Kelley en estado de gracia, aunque Chicago Hope se mantuvo en distintos horarios hasta completar seis temporadas y 141 episodios.

Nash Bridges (1996-2001) fue una serie policiaca creada por Carlton Cuse y Don Johnson para el lucimiento de este último. El drama ocupó un preferente lugar en la parrilla de los viernes en la CBS y fue cancelada tras 6 temporadas y 122 episodios por los altos costes de producción al no llegar a un acuerdo la productora y la emisora. La serie costaba 2 millones de dólares por episodio y en aquella época esa cifra parecía demasiado.


JAG (1995-1996;1997-2005) emitió su primera temporada en NBC, pero una media de 11,5 millones de seguidores no era suficiente para la cadena y canceló la serie, siendo recogida por CBS como replazo para la mid-season mostrando su buen olfato a la hora de no dejar escapar esta producción que se mantuvo 9 temporadas más en antena con audiencia envidiables y que dio lugar a varios spin-off muy importantes, como NCIS y NCIS: Los Ángeles que rompen los audímetros en la actualidad.


La FOX sin embargo estaba empezando en el negocio, y fue Beverly Hills, 90210 (1990-2000) del todopoderoso Aaron Spelling la que puso a la pequeña emisora en el mapa, diez temporadas y la friolera de 296 episodios fueron producidos, Shannen Doherty fue la primera en abandonar el barco, pero le seguirían infinidad de compañeros lo que hizo que la serie fuera reinventándose con el paso del tiempo y creando un franquicia de la que han salido cuatro spin off llamados Melrose Place, Models Inc, 90210 y Melrose Place 2009.


Melrose Place (1992-1999) fue la respuesta más adulta a BH 90210, como su predecesora vivió un incesante cambio de actores en el que solo se mantuvo Thomas Calabro durante la totalidad de la producción, se crearon 226 episodios durante siete temporadas y la serie se caracterizó por sus giros de tuerca imposibles, sus amores apasionados y por la creación de personajes como la villana Amanda (interpretado por Heather Locklear) o Kimberly Shaw (Marcia Cross) que han quedado en la retina del espectador.


The X-Files (1993-2002) encumbró a un joven Chris Carter y a un semidesconocido David Duchovny a la fama, con una serie diferente, del estilo monstruo de la semana con un transfondo entrelazado y tratando un temas tan peliagudos como abducciones extraterretres o conspiraciones gubernamentales. La serie se mantuvo 9 temporadas en antena, y aunque al principio no fue un éxito masivo, consiguió convertirse en la serie más vista de FOX durante su quinta temporada promediando 17 millones de seguidores de media. Tras finalizar la séptima temporada Duchovni abandonó el barco y los ratings no soportaron la salida del actor. Frases como “The Truth Is Out There" o "Trust No One” y la música de su opening se han convertido en iconos de la cultura popular.


Party Of Five (1994-2000) se estreno con unos ratings desastrosos hasta el punto de tener su cancelación asegurada casi al 100%, pero ganó milagrosamente el Emmy al mejor drama a mitad de su segunda temporada, cosa que incrementó significativamente el número de espectadores que se mantuvieron hasta el final de su quinta temporada de forma masiva, en la sexta la cosa comenzó a bajar drásticamente y fue cancelada tras 142 episodios contando la vida de 5 huérfanos que deben enfrentarse a la sociedad sin sus progenitores que fueron, por supuesto, asesinados por un conductor borracho. Lo que más llama la atención es la proyección que la mayoría de sus actores ha logrado tras el final de la serie, Matthew Fox (Lost), Neve Campbell (la tetralogía Scream), Jennifer Love Hewitt (Ghost Whisperer) o Scott Wolf (Everwood, V).

Sliders (1995-2000) contó durante 5 temporadas la historia de unos personajes que viajaban a universos paralelos con la ayuda de agujeros de gusano, sufrió infinidad de cambios y redefinió su trama en la tercera temporada, cambio que no gustó a los espectadores y resultó cancelada, aunque el canal que por aquel entonces se llamaba Sci-Fi le otorgó dos años de vida más.


Ally McBeal (1997-2002) supuso una vuelta de tuerca al drama legal de la mano de David E. Kelley con tramas que rozaban la comedia y el absurdo y con la vida de la protagonista interpretada por Calista Flockhart como punto neurálgico de la serie. Las apariciones del bebé digital que le hacían frustrarse, sus pensamientos hechos realidad con CGI y las canciones de Vonda Shepard son también iconos culturales de la actualidad. Tras conseguir buenos ratings durante dos temporadas y media, los datos comenzaron a bajar de forma alarmante en la tercera tanda aunque el fichaje de Robert Downey Jr hizo las delicias de la audiencia, la salida de este por problemas de adicción y la mayoría de los demás protagonistas en la quinta temporada influyó en el gran desgaste sufrido y fue cancelada tras 112 episodios.

CBS fragó durante los 90 su actual politica en cuanto a dramas, mientras que la FOX innovó intentando encontrar un hueco que la aupara a la altura de las 3 grandes con productos que se diferenciaban diametralmente a los de estas y que buscaban un publico afín mucho más joven.

En la tercera y ultima parte del especial veremos las primeras apuestas de unas neonatas TheWb y UPN, el lucrativo mundo de las series con primera visión en sindicación y algunas apuestas del cable.

6 comentarios:

satrian dijo...

Uauh los años de Sensación de Vivir y Melrose Place, la loca de Ally, la maravilla de Expediente X, y la increiblemente extraña y reconfortante Doctor en Alaska, que recuerdos.

Anónimo dijo...

hooooooooooo no me gusta ahora no puedo ver los otros blog si publican cosas nuevas!!!..igual me sigue gustando tu blog:)

seriéfilo dijo...

Satrian: FOX dió un nuevo ritmo a las series americanas durante los 90, un ritmo que quizá no ha sabido perpetuar de la forma correcta, aunque casos como House o Fringe no son moco de pavo.

mhtdtr dijo...

gran recopilatorio de los 90. solo apuntar que duchovny se fue de the x-files tras la séptima temporada apareciendo solo ocasionalmente no tras la quinta.

seriéfilo dijo...

mhtdtr: Gracias, y gracias por la información, ya está corregida.

Series Anatomy dijo...

Melrose Place! Cuántos recuerdos, cuántos momentazos. Hoy precisamente le he dedicado un post en mi blog. Os lo dejo por si tenéis curiosidad ;)

http://seriesanatomy.blogspot.com.es/2014/10/el-seriatrico-melrose-place.html

Saludos!