8 de febrero de 2011

En Chicago es diferente.



Shawn Ryan lo ha vuelto a hacer tras el batacazo, en términos de audiencia, de Terriers, y es que su nueva apuesta estrenada por FOX, The Chicago Code, tiene todos los ingredientes necesarios para convertirse en un nuevo drama policial de referencia en la parrilla de FOX. Tras mantenerse alejado de las esposas, sirenas y placas de policía Ryan vuelve con un producto que guarda ciertas similitudes en la superficie con su gran éxito The Shield pero que se irá desmarcando de ella con el paso del tiempo si consigue triunfar en la complicada noche de los Lunes, mejor lead-in que House no podía pedir.



Me alegra sobremanera que tanto en Carrusel de series como en Diamantes en serie se remarque la calidad como creador de Ryan, porque hace que sus series funcionen como un engrasado reloj suizo. Esta vez la presentación de los personajes ha sido sencilla, muy amena, con un ritmo endiablado y sin mayores complicaciones, tras ver el piloto podemos atisbar cual será la dirección que tome la serie a raíz de todo lo que ocurre en los primeros casi 45 minutos de metraje que se pasan volando.

Chicago Code cuenta con los elementos formales de las series de policía, de capa caída durante los últimos años, pero que funcionan a la perfección según  podemos ver en el piloto, un drama con pequeños resortes para la comedia y algún que otro chascarrillo bienintencionado, y es que la serie pretende que nosotros nos convirtamos en uno más dentro del coche policial, su antiguo titulo “Ride-Along” no deja lugar a dudas, lo que hace que la complicidad entre el personaje y el espectador sea más vistosa, aunque lejos de la encrucijada moral que nos brindaba The Shield con sus principales protagonistas masculinos.



Comparar las dos series de policías creadas por el mismo Showrunner parece inevitable, más para la crítica americana, y si se asemejan en ciertos puntos, igual que lo pueden hacer 90210 y Gossip Girl puesto que son del mismo género, pero en definitiva una serie de cable y una en una network nunca se podrán medir por el mismo rasero, la crudeza y la oscuridad de The Shield contrastan con la luminosidad y la ligereza de The Chicago Code. Y la ligereza a veces es de agradecer.

6 comentarios:

manganxet dijo...

Si leo muy pero que muy buenas críticas le daré una oportunidad, porque a mí las series policíacas no me acaban...

WATANABE dijo...

De momento la tengo en mi punto de mira. Habrá que ver si le acompañan las audiencias y en qué tipo de producto se convierte finalmente. Como bien dices no es lo mismo la Fox que la FX.

OsKar108 dijo...

Le tengo ganas, pero los subtitulos se están haciendo esperar. A finales de año empecé con The Shield, que me está encantando, y voy por el 3x12, o sea que aún me queda bastante.

¡Saludos!

satrian dijo...

A mí me ha gustado mucho el piloto, dinámico, gran presentación de personajes, trama interesante desde el primer momento, y gran final, esperemos que le vaya un pelín mejor en audiencia.

Nahum dijo...

A mí, como a Satrian, me gustó bastante el piloto. Personajes bien diseñados, alguna sorpresa y una forma de contar que tiene su punto (los ligerísimos flashbacks). Quizá me esperaba un poco más de punch, pero la cosa anduvo bastante afinada. No decepcionó. Y eso que tenía las expectativas bien altas.

Anónimo dijo...

LO SIENTO, PERO LAS SERIES POLICIALES NO ME ATRAEN, NO ME PARECIO NADA BUENA, Y CREO QUE PARA SER UNA PREMIER, TUVO POCA AUDIENCIA