22 de junio de 2010

Luther, la complejidad de los sentimientos.


Luther está de moda, y no es para menos. Cuando hablamos de producciones inglesas nos solemos encontrar con productos bastante más arriesgados que los yankis y con el beneficio de una duración menor, casi perfecta, aunque con el handicap del limitado presupuesto con el que se cuenta en la televisión inglesa, como en la española, pero las 6 horas de metraje de Luther son un claro ejemplo de cómo un thriller puede contarse de una forma interesante, sin artificios, sin que la trama decaiga e incluyendo todos los factores clásicos del género.

Podríamos considerar esta producción como un hibrido entre procedimental y thriller continuado al uso, primeramente porque en cada uno de los seis capítulos se nos presenta un caso diferente asociado a diferentes patologías en humanos con conductas asesinas, pero a la vez podemos disfrutar de una historia en el trasfondo que abarca todo el recorrido de la serie, lo realmente novedoso es que tanto el elemento seriado como el procedimental adquieren el mismo nivel de interés por parte del espectador, algo insólito, pero que irremediablemente hace que Luther esté por encima de la media.


Idris Elba se convierte en el protagonista absoluto de esta ficción con un personaje atormentado por su pasado amoroso y profesional, pero con una mente preclara que consigue convertirlo en el mejor en su oficio, que como en cualquier buen thriller siempre está pendiente de un hilo, con la típica jefa implacable y los co-workers fieles de turno, todo eso aderezado con un triangulo amoroso ahora-si-ahora-no que se convierte en un punto a favor, ya que no se cae en el pastelismo excesivo al que se nos tienen acostumbrados en otras producciones.

Las interpretaciones tampoco son de nota, hay muchos destellos de calidad y matices a favor, pero no hay cohesión en el casting, personalmente Idris Elba hace un buen papel pero no llega a atrapar, a tener el carisma que un personaje de estas características demanda y eso es una continua losa que pesa en su visionado.


Pero en su conjunto, Luther es una de las series más sólidas de la temporada (si Satrian la recomienda es que tiene que ser buena a la fuerza) con una historia in crescendo que te atrapará en la segunda mitad de la temporada, con unos personajes de marcada personalidad y un análisis en el trasfondo de la complejidad de los sentimientos humanos.

En estos casos lo mejor es descargar y ver.

6 comentarios:

satrian dijo...

Vaya que no son tan fiables mis recomendaciones :P, yo llegué a ella gracias a Miss MacGuffin, las suyas si son más fiables :).
A mí si me ha gustado la interpretación de Idris Elba, pero sobre todo me ha encantado Ruth Wilson, ganas de ver como continua, en su segunda temporada.

seriéfilo dijo...

¿es ya oficial lo de su segunda temporada?

Moltisanti dijo...

Descargada está, ahora sólo falta verla. Me ha sorprendido que Idris Elba te haya dejado con la impresión de que ha hecho un "buen papel". Espero mucho de él desde el otro lado, en comparación de su rol de Stringer Bell en The Wire.

seriéfilo dijo...

moltisanti: Quizá va en cuestión de gustos, a mi Elba me ha gustado, pero la actuación magistral, magistral no la he visto.

Nahum dijo...

A mí me fascinaron mucho los villanos. Desde la obsesiva Alice hasta el iluminado chupasangres del 1.3. Uf.

seriéfilo dijo...

Nahum: Sin lugar a dudas el chupasangre me afligió. Me metió en la historia de lleno.