20 de julio de 2009

Entourage, la levedad del ser.

¡El grupo ha vuelto y viene a por todas! Pensaba desde mi profunda ignorancia que Entourage era la serie más menospreciada de la TV, una producción que no ha hecho excesivo ruido, que ha vivido el ocaso de las series doradas de su cadena madre HBO y que ha sobrevivido, no nos engañemos, gracias al periodo de renovación y vacas flacas que parece, se empieza a remontar.


Entourage es un serie ligera, fresca, divertida y con un factor culebrón en su fondo que hace que realmente enganche, por que no vamos a negar que lo hace con su historia continuada y bien tramada, pero es que es lo mejor que le pueda pasar a una serie, mucho tiempo para su desarrollo y una coherencia que no suele verse en las grandes networks.


Me alegré sobremanera al leer los post que escribieron tanto Nahum como Van Hessa y la forma de defender una producción que no tiene el nombre que debería, aunque los académicos la nominen año tras año, quizá por que el nivel de la comedia haya bajado drásticamente los últimos 5 años o quizá realmente por que se lo merece.


No pude recomendaros Harper’s Island aunque fuese un placer culpable en toda regla y me divirtiese mucho, pero esta sí, aquí hay chicha y de la buena, por que si a veces el guión se resiente en determinados momentos las actuaciones son siempre excelentes. No entiendo esa tirria global hacia Jeremy Piven y sus constantes victorias en unos Emmy’s que este año le han jugado una mala pasada, por que a Piven para quererlo hay que conocerlo, y a drama y la soberbia interpretación de un Kevin Dillon que lleva hasta la más absoluta absurdez un personaje muy al estilo de Michael Scott en The Office, todo eso aunque la actuación más floja venga de la paradójica mano del actor Adrian Grenier que suele desentonar bastante a la altura de sus compañeros.


Y que nadie me venga con el cuento barato de que “es Sex And The City con chicos”, por que a parte de la duración de cada episodio se parecen como un huevo a una castaña, por que no hay que olvidarse que Showtime no es la pionera en dramedias de 30 minutos, ni mucho menos, antes de Weeds o Californication HBO ya había probado esa lucrativa fórmula con mucho éxito.


Con la sexta temporada ya comenzada y un montón de episodios en la reserva Entourage es el mejor refrescante para las tardes veraniegas o cualquier ratito distendido que uno tenga, su pócima es bien fácil, un toque de comedia, la desgarradora crueldad de Hollywood, la superficialidad más cotidiana y la levedad del ser que la posicionan como uno de los referentes de HBO, que no HB-Over. Ya no.

8 comentarios:

satrian dijo...

De momento en la lista negra que tengo mucho que ver.

Alex dijo...

A mí también me molesta la tirria contra Jeremy Piven, la verdad.

Para mí, si sigue haciendo el papel que hace y cómo lo hace, tendría que tene el Emmy todos los años. Lo siento por los demás grandes acotres de comedia pero Piven se los come a todos. Por dos razones básicas, porque es igual de gracioso que el resto pero notablemente mejor actor.

Que alguien busque un momento malo o aburrido de Ari Gold en Entourage. Directamente no existe.

Nahum dijo...

Tiene razón Alex: no existe un momento malo. Pero es que de casi ningún otro personaje (si acaso de Vinnie Chase...). Creo que eso es lo mejor de Entourage: su solidez, su equilibrio.

Y esa simpática mala baba que tiene Hollywood cuando se ríe de sí mismo...

OsKar108 dijo...

No hago más que leer buenas cosas sobre Entourage y estar está en mi Lista Negra, pero tengo la "organización" actual de series (sobre)saturada, pero creo que me puede gustar y no la olvido.

¡Saludos!

Kratos dijo...

Pues yo la bajé despúes de leer un post de alex recomendando y hace unas semanas la empecé a ver, me encanta y es altamente adictiva, por desgracia ya solo me queda la quinta temporada por ver y tendré que llevarla a ritmo USA.

dsm dijo...

aun estoy en la tercera temporada pero me los devoro de inmediato, la serie totalmente recomendable e infravalorada porque hace engancharte si no es por sus personajes, es por sus tramas, sino porque es una serie muy ligera y divertida... amo Entourage

Van Hessa dijo...

Gracias por la mención. Yo creía que era una serie que no me iba a gustar, por el rollo "machito" subyacente... pero estaba equivocada. Tiene muchas más cosas y los personajes te atrapan.

Lo de la tirria global a Jeremy Piven... Pues yo opino porque hay una tendencia general a ponerse de parte del cutre y del fracasado que cada día me sorprende más.

A mí me gusta apostar a caballo ganador. Jeremy Piven es un actor que ha sabido encontrar un papel que le va muy bien, y lo hace muy bien. El hecho de que haya sido premiado en varias ocasiones, para muchos, le hace parecer "poco cool". El gafapastismo extiende sus alas, como podemos ver. Y lo que triunfa parece ser que ha de ser menos guay.

Deyre dijo...

Yo tampoco entiendo lo de la manía a Piven. Me parece sublime, aunque hay otros actores en la serie, como el que interpreta a Drama, o incluso a Eric- sin ser un personaje tan "llamativo"- que lo hacen genial.

En cuanto a su levedad, sí, es una serie "leve" a primera vista, pero que a mi juicio incluye mucho más, un retrato certero y crítico de Hollywood.