17 de septiembre de 2012

Weeds 8x13. Nancy lo hizo lo mejor que pudo. Último capítulo

Tras ocho años Weeds se ha despedido con un episodio doble lleno de ternura, comprensión y olor a los viejos tiempos. Un episodio final maravilloso que está a la altura de la serie y cierra definitivamente las tramas con un sabor de boca magnífico.

Últimos spoilers de la serie.

Señoras, señores, todos los que hemos seguido Weeds sabemos que ha tenido un camino un tanto irregular, muchos cambios, innovaciones, involuciones e infinidad de giros de guión que han hecho que la serie se mantuviera fresca y no entrara en la dinámica del aburrimiento, un mal que adolecen la mayoría de series al llegar a la cuarta temporada.

Tras los acontecimientos de un episodio 100 muy especial con la vuelta a Agrestic, la aparición de personajes que habíamos dejado atrás y sobretodo, uno de los polvos más trágicos de la historia reciente de la tele y va Jenji, Kohan por supuesto, y nos lleva al futuro, de golpe, sin cartelitos que lo anuncien, con unas mechas, un bigote y una sotana de color lila. Solo Jenji, Kohan por supuesto, se atrevería a hacer eso, y por eso Weeds es tan grande.

El salto en el tiempo ha sido fresco, necesario y un bálsamo para los males que acontecían a la serie en los últimos episodios, sobretodo en el 97, 98 y 99. Steve es mayor y ahora Nancy es millonaria gracias a la legalización de la marihuana, pero lo más importante es el estado de los personajes. Ella está viuda de nuevo, Steve es huérfano de nuevo, y los demás personajes siguen un patrón coherente con sus personalidades. Todo gira alrededor de Nancy, como siempre, y son sus acciones y decisiones las que han marcado el pasado de su familia, pero no el presente.

Silas está casado con el amor de su vida y tiene una hija. ¡Cuánta verdad hay en esa relación suegra-nuera!, ese resentimiento por la vida con la que ha tratado a su marido y la adolescencia que le ha hecho pasar, todos sabemos que Silas era el más cuerdo de la familia, y el regalo más grande que le hace a Nancy es “perdonarle”, a pesar de todo, las vicisitudes por las que tuvo que pasar, porque no las cambiaría por nada del mundo. Pero la última frase que le dice, es esclarecedora. –Lo siento, no tiene que ver contigo. Eso sintetiza mucho de los ocho años de serie, ahora, cuando han cogido las rendas de su vida, Nancy ya no es el centro, es sólo un nexo de unión.

Todos sabemos que Nancy ha cambiado desde el balazo, y apreciamos la forma de tratar a Steve, con dedicación, cariño y humildad. Shane es un bala perdida, pero simpático, pasando de ser un sociópata y un asesino consumado a un borrachillo de poca monta con un bigotillo ridículo. Y no hablemos de Doug y su propia secta religiosa, un descojono y una de las mejores tramas que hemos visto en la serie en mucho tiempo, divertida, cachonda y con autobús propio.

Una de las cosas que más he apreciado del episodio es su comicidad, Weeds siempre ha tenido perlas de humor muy logradas y desenfadadas, pero Jenji se ha guardado momentos divertidísimos y frescos para el final como hacía tiempo. El “He tenido demasiadas pollas en la boca para ser vegano”, el cambio de sexo de Isabel/Bruce y la explicación del finger-test delante de un Steve que no sabe donde meterse. Marcas de la casa de la señora Kohan que hace que quiera verla muy pronto en otros proyectos.

A parte de las coñas, hay otros dos elementos muy importantes en el capítulo antes de llegar al asunto central. El primero es el descubrimiento de la identidad de Steve/Esteban Jr, algo necesario para formar el carácter de un adolescente, y luego el speech sobre las religiones, un tema muy complicado de tratar en televisión, muy arriesgado y bien resuelto. La religión es el último tabú en TV, se pueden enseñar tetas, pero no se puede hablar sobre ciertos temas que la serie toca en una importante celebración judía. Me encanta.

Pero sobre si algo se ha articulado el final es sobre la relación entre Andy y Nancy, como se construye la llegada de este y el momento donde por fin se encuentran y pueden hablar. Nancy se derrumba, le pide que vuelva a su lado, algo que Andy ha estado persiguiendo durante muchísimo tiempo, pero ya no es el momento, ahora él tiene una vida y no la dejará por Nancy. Lo importante es que, pese a la bofetada que el destino da al personaje de Mary-louise Parker (sigo igual de enamorado de ella ocho años después), esta aprende que hay ciertas decisiones que hay que tomar en la vida y es el momento de mirar hacia delante con valentía, sin arrepentirse de los errores. ¿A quién le hubiera gustado que la pareja hubiera quedado unida para siempre? Desde luego a mi no, un amor imposible es imposible y en la vida, los amores imposibles no suceden.

Hemos hablado de la falta de moralidad de Weeds, pero este, creo que ha sido un ticket para que el personaje de Nancy consiguiera su cometido, convertirse en una madre ejemplar y reunir a sus hijos, con sus errores y equivocaciones bajo un mismo techo sin rencores.

Al fin y al cabo Weeds ha sido una dramedia con una familia atípica que ha sabido rentabilizar la personalidad de sus personajes como ninguna otra. Y por eso ha triunfado tanto.

Me quedo con la escena final, los cinco protagonistas principales, compartiendo un cigarro de la risa, compartiendo eso que les ha hecho permanecer juntos y unidos durante tanto tiempo. Maravilloso.

Echaré mucho de menos la serie, Weeds siempre ha estado entre mis favoritas, y este final hace de ella una producción mucho más redonda.



8 comentarios:

satrian dijo...

El final quizás ha sido muy complaciente y buscando la lagrimita con los reencuentros de personajes, pero aun así es un buen final.

OsKar108 dijo...

Me ha gustado mucho el final que ha ideado para la serie, que , como todos estaremos de acuerdo, tras 3 temporadas grandiosisimas ha tenido varios altibajos, pero sin perder esa característica de intentar seguir siendo original.
Una de las cosas que más he sacado en claro de la serie (y especialmente claro en el final) es que por mucho que la hayan ido "cagando" siempre se han soportado/respetado y perdonado entre ellos (magnífica última escena con los 5 personajes en la escalera compartiendo el "cigarro" que tanto les ha mantenido juntos).
Me ha parecido un final la mar de agradable y cariñoso para con la serie (muy bueno el discurso de Stevie en el altar).

¡Saludos!

seriéfilo dijo...

Satrian: Más complaciente de lo que me esperaba, y quizá por eso me gutó, no me lo esperaba y me satisfizo.

Oskar: a mi no me gusta que me expliquen todo todito en los finales de serie, y con la escena de Nancy con sus hijos, su cuñado, y ese final un poco melancólico y un poco esperanzador me pareció muy acertado.

Anónimo dijo...

Se esperaba que al final apareciera Celia Hodges y se casara con Nacy xd Sin Celia, Weeds perdió mucho.

seriéfilo dijo...

Algo grave tuvo que pasar con la actriz elisabeth Perkins, porque es muy raro que no haya querido volver ni para el final ni para el número 100. Se le ha echado mucho de menos.

Jaina dijo...

La temporada ha sabido devolver a la serie a su sitio. Y con el final se me salió la lagrimilla. Y lo mejor de todo es que Nancy ha aprendido.

seriéfilo dijo...

Jaina; yo creo que Nancy se ha redimido, y eso es bueno. Nos han mostrado una temporada donde ella se daba cuenta de todo lo que había hecho.

Yadira Cervantes dijo...

Recuerdo haber visto algunos de los capítulos de esta serie y la verdad es que no fue de mis favoritas, por eso la abandoné. Tuvo ocho temporadas, sin embargo por la misma razón no terminé de ver ninguna. Sé que uno de los guionistas de la historia fue Roberto Benabib , quien tiene otras producciones en el género de comedia, que me parecen mucho mejores a esta serie simple y sin ninguna novedad.