4 de noviembre de 2010

Charmed: Behind The Scenes (II).


Al inicio de la temporada 2002-2003, TheWB parecía querer implantar un nuevo estilo en su parrilla con series enfocadas hacia un público familiar, alejándose del esquema al que hasta ahora nos tenían acostumbrados pero manteniendo sus series signatura. A partir de este momento y hasta su defunción en la temporada 2005-2006, WB verá como sus principales estrenos fracasan de forma precipitada y son tan solo unos pocos los elegidos para sobrevivir más de una temporada.

5ª temporada.


WB decidió cambiar el día de emisión de los Jueves a su horario de la muerte, los Domingos a los 20:00 donde ninguna otra producción había conseguido alcanzar registros óptimos, y saltaron todas las alarmas, pensando que era el movimiento esperado para dejar morir a la serie como en su día se hizo con Buffy y su quinta temporada, pero nada más lejos de la realidad, Charmed mejoró en más de un 80% el rating que la cadena venía registrando el año anterior, subiendo un 92% los datos en los demográficos.

Tras el arco serializado que supuso la cuarta temporada se pidió a Brad Kern que suavizara las tramas y que volviera al esquema “monster of the week” que tan bien había funcionado en las primeras temporadas y que permitiría a la gente adaptarse al horario y poder engancharse si se había perdido algún que otro episodio. En Enero del 2003 se llegó a la cifra de los cien capitulos con un sabor agridulce, Julian McMahon había decidido abandonar la serie y embarcarse en un nuevo proyecto llamado Nip/Tuck, los productores se asustaron al ver como otro gran pilar de la serie abandonaba el barco, pero pronto ficharon a un desconocido Eric Dane como interés amoroso para Phoebe, una relación que se convertiría en realidad detrás de las cámaras.

Charmed consiguió aumentar los ratings totales respecto a su anterior temporada, algo que no suele verse en este tipo de series, y con 4,5 millones de media consiguió remediar un agujero al que TheWB le había costado cinco años de esfuerzo.

6ª Temporada.


Las audiencias subieron, pero los teleespectadores se quejaron airadamente por el rumbo de las tramas en la quinta temporada y se decidió virar el esquema, episodios auto-conclusivos con arcos dramáticos que equilibraban la balanza y no hacían la serie densa, el mayor miedo de la network.

El hueco de Julian Mcmahon fue suplido por el actor Drew Fuller, que se incorporó para ser regular durante toda la temporada, mientras tanto Alyssa estaba en la cresta del estrellato tras haber roto su relación con Eric Dane y relacionarla sentimentalmente con Justin Timberlake. Dicen las malas lenguas que tanto era su poder en la serie que, tras su ruptura con el actor de Grey’s Anatomy este fue fulminantemente despedido, y lo cierto es que su personaje salió de forma repentina de la serie y nunca se supo más de él.

4,3 millones de seguidores de media eran todavía totalmente compatibles con una WB que empezaba a sufrir en los ratings y perdía su posición contra UPN.

7ª Temporada.


Para esta temporada los productores buscaban que más público se enganchara a la serie y decidieron gastar mayor cantidad de dinero en famosas guest stars que atrajeran a la audiencia, el primer movimiento fue el fichaje de Nick Lachey, que se mantuvo en la serie durante 6 episodios y resultó ser un fiasco absoluto siendo un mero partenaire para Alyssa Milano. Más tarde se incorporarían Kerr Smith y el famoso Billy Zane para un arco de tres episodios que finalizaría con la celebración del episodio 150 y la vuelta por un día de Julian McMahon como Cole.

Por esas alturas los rumores insistentes sobre la cancelación no dejaban de oírse, y en la fiesta de celebración con motivo del episodio 150, Brad Kern se encargó de aclarar que había pedido explicaciones pero desde la Warner le habían hecho oídos sordos, por lo que decidió crear de forma apresurada, un híbrido entre season y series finale para el último episodio por si acaso TheWB no daba su renovación por válida.

Se hizo esperar y se temía lo peor, la presión de los fans y el equipo hizo que días antes de emitirse el último capitulo se confirmara la renovación para la octava temporada con varias condiciones y una drástica reducción de salario para una serie que le costaba muy cara a una pequeña network como lo era TheWB. Y es que los datos tampoco ayudaron, ya que Charmed sufrió su mayor erosión, pasando a 3,5 millones de seguidores de media, pero la influencia de Spelling y de su producto estrella 7Th Heaven en la parrilla tampoco fueron moco de pavo.

8ª Temporada.


Olía a final, las actrices y el equipo terminaban el contrato y tras ocho años interpretando los mismos personajes parecía hora de finalizar las tramas, pero Brad Kern insistió en que no había que apresurarse, que él escribiría la primera parte de la temporada como si de una normal se tratara y que si no recibía ninguna señal por parte de la network pondría toda la carne en el asador en la segunda mitad para dar un final merecido a la serie.

La tendencia de la temporada anterior continuó, y se fichó durante seis episodios a Jason Lewis para ser el interés amoroso de Phoebe, también se contó con actores reconocidos como Ivan Sergei o Victor Webster, que aparecieron para quedarse en la recta final de episodios, pero el fichaje más sonado fue el de la semidesconocida por aquel momento Kaley Cuoco. Brad Kern siempre admitió que la fichó según ordenes de la cadena para que su personaje terminara teniendo su propia serie, y es que ya en la anterior temporada se encargó al Showrunner el piloto de Mermaid, un spin off surgido del primer capitulo de la quinta temporada que no cuajó, pero a pesar de eso, parecía que la cadena quería continuar con la marca Charmed.

Se avecinaban grandes cambios, la network había decidido finalizar 7Th Heaven con todo su dolor, ya que tras diez temporadas le resultaban inasumibles sus gastos de producción, además saltó la noticia de la fusión entre la cadena de la Warner y UPN, unido al pobre estado de salud de un anciano Spelling y a la desidia del canal, que se mantenía en silencio acerca de la renovación, hizo que todos decidieran terminar por todo lo alto ocurriese lo que ocurriese. Así los últimos diez episodios sirvieron como epilogo a la serie, y finalmente TheWB se decidió a publicitar el fin de la serie con una cuenta atrás a partir del capítulo 17 de la temporada.

Y es que además el ajuste presupuestario fue tan fuerte que obligó a reestructurar todo el plantel de trabajo, se tuvo que despedir a un histórico de la producción, Dorian Gregory, que había sido regular durante 7 temporadas, Brian Krause solo fue contratado para 12 episodios, y no los 22 habituales y los productores ejecutivos, el propio showrunner y gran parte de los miembros del equipo decidieron rebajar su salario voluntariamente para que la calidad de la serie no se viese resentida.

Finalmente el 21 de Mayo de 2006 Charmed llegaba a su fin con 4,5 millones de seguidores en su último episodio y una media de más de 3,6 millones durante su última temporada, consiguiendo además el titulo a la producción más longeva de televisión con protagonistas femeninas y siendo la última superviviente de su promoción, y la segunda serie más longeva en la corta vida de TheWB.



Charmed constituyó un enorme éxito para su emisora durante sus ocho años de emisión, cosechó una ingente cantidad de dinero en sus ventas internacionales donde superó el éxito cosechado en su país natal, como en España, donde fue la serie extranjera más vista durante la temporada 2001-2002 y le reportó el mayor beneficio de su historia por la venta de los derechos de sindicación, lo que motivó, entre otras cosas, la renovación en momentos donde todo hacía creer que estaba a punto de terminar.

La mezcla de diferentes géneros, la acertada elección del cast, polémica innecesaria y una multitud de altibajos delante y detrás de las cámaras hacen de la historia de Charmed una de las más complejas de la historia de la TV.

8 comentarios:

satrian dijo...

Jo como me cuesta acordarme que Kaley estuvo en Charmed, parece hace siglos

seriéfilo dijo...

Satrian: Pues basicamente fue por su aparición en Charmed y sus tablas en 8 Simple Rules por las que ahora está en TBBT

markph dijo...

Madre, que recuerdos que me trae. Fue la primera serie que empecé a ver más o menos a un ritmo constante. Me encantaban las tramas, los personajes (menos los novios de Phoebe) y, además, tenía un poco de elemento sobrenatural que hacía a la serie tan diferente. El último capítulo lo recuerdo con emoción, aunque fuese muy simple, y la puerta cerrándose cada season finale me emotiva.

martinyfelix dijo...

Si que ha llovido desde entonces, ahí que ver. Muy curioso todo lo que atañe a The WB.

manganxet dijo...

De todos modos esta serie debería haber terminado bastante antes, creo recordar que la sexta fue la última que vi, a partir de ahí ya...

fon_lost dijo...

Después de leer estas 2 entradas sobre Embrujadas, me han entrado unas ganas teribles de revisionarla, más que nada porque hay muchos de los actores que vas nombrando que no recuerdo. Lo que sí recuerdo es todo lo que se dijo en cuanto a lo cara que salía, lo pocó que me gustó que Leo desapareciese en la octava temporada, que Shannen no apareciese en la series finale....

PD. Siempre odié a Drew Fuller.

seriéfilo dijo...

Markph: Creo que fue la primera serie de muchos de nosotros y por eso la recordamos con tanto cariño.

Martinyfelix: Los tejemanejes de TheWb siempre me han parecido interesantisímos, porque metieron mucha mano a sus series, aunque era una cadena pequeña no se iba con chiquitas.

Manganext: Yo creo que cualquier serie con 8 temporadas pasa por series altibajos en algún que otro momento, pero lo que cuenta es como producto en general.

Fon_lost: Fue una serie muy movidita y con un casting muy bien acertado, porque la factoría Spelling en otra cosa no, pero descubriendo cara era maravillosa.

Delirios de Muñekita CaT dijo...

Tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

me respondes munekitacat@hotmail.com

besos

Isabella Miranda