16 de mayo de 2010

Goodbye Granny.

Me acabo de enterar que la abuelita está muy mal, me cuentan que está a punto de morir y que los médicos dicen que es cuestión de días y su estado es terminal, ya no se puede hacer nada por salvarla, solo hay que esperar para el fatal desenlace. Me consuela saber que fallecerá de muerte natural, no como le pasó a mi prima hace ahora tres años, porque aunque por ser tan mayor, la familia la había dejado un poco de lado por otros divertimentos, todos la adoramos y pensábamos que, aunque llevase dándonos sustos desde hace años, ganaría el titulo a la más anciana del pueblo, aunque la cosa quedará en empate.


Y es que ahora que se acerca el final, la familia no hace más que recordar anécdotas de hace muchísimos años, me cuentan que la abuela de joven fue un terremoto, tuvo varios novios, el primero era jovencísimo y tras coquetear con ella pensó que sus filosofías de vida eran totalmente diferentes y la dejó plantada, luego encontró a un segundo pretendiente que estuvo a punto de terminar con ella pero pensó en el último momento que no era suficiente mujer para él, pero a la tercera va la vencida y por fin pudo encontrar a su media naranja con la que pronto se casó y ha mantenido una relación más que envidiable durante todos estos años.


Tras varios años de matrimonio idílico decidieron que ya era hora de tener un bebé, y tras el embarazo correspondiente dieron a luz a una pequeña criatura que ido creciendo muy fuerte y sana y que dicen que incluso supera en carisma a su propia madre. Como estaban tan contentos no tardaron en ir a por el segundo, sin duda con menos carisma que el primer hijo pero igual de sólido, aunque se torcieran un poco las cosas hace años y haya decidido mudarse a otro lugar con menos presión, donde dicen, le va muy bien.


Después de eso qusieron adoptar, pero el niño era tan rebelde que decidieron, no obstante, seguir teniendo hijos de forma natural. El tercer embarazo fue más problemático, tras un parto con complicaciones el bebé nació sano, pero la desgracia no tardó en cebarse con la abuelita y el retoño falleció de muerte súbita a los pocos meses.


Dicen las malas lenguas, que la abuelita, antes de enfermar, le puso los cuernos a mi abuelo con otro señor muy importante, y de esa unión nació un vástago que está viviendo a todo tren allende los mares, conociendo a granny todo puede ser posible.


Ahora ya no hay nada que hacer, tras muchos diagnósticos los médicos han dicho que ya no pueden salvarla, justo el mismo día que nos confirman la llegada de una nieta, a la que no podrá conocer, pero desgraciadamente, la vida es ahí, toda la familia nos habíamos acostumbrado a su presencia, en un rinconcito, sin hacer mucho ruido pero al pie del cañón durante tantos y tantos años. Te vamos a echar de menos, como al tío que también está terminando sus días, o tu sobrina, de la que llevamos casi mes esperando noticias atentos para ver si puede o no salir del coma.

4 comentarios:

satrian dijo...

Solo vi la primera temporada y algún capítulo suelto, pero esto es ser una serie veterana.

Alejandro A dijo...

que gran entrada!, ha sido muy original y divertida, sobre esta abuelita solo he visto a su hija mayor y no está mal, pero sobre la abuela no opino porque no la conozco

saludos!

Antara dijo...

Me ha encantado tu entrada, muchas gracias por escribirla. Mi interés por la Constitución política y el derecho se la debo casi íntegramente a La Ley y el Orden, qué recuerdos. Creo que no he visto las últimas temporadas, pero durante años veía un capítulo diario por Universal Channel. También he visto UVE pero la he dejado en el camino. Tal vez alguna vez la retome porque recuerdo que me gustaba bastantte.

seriéfilo dijo...

Muchas gracias a los tres. He vuelto a jugar a los similes, que me encanta.