31 de marzo de 2010

Lost 6x10. El inicio de la guerra.

Era difícil, después del episodio de la semana anterior, que viéramos un cambio sustancial en el ritmo de la serie que nos hiciese ver la luz al final del túnel, esta semana el esquema narrativo ha vuelto a ser el de episodios anteriores y aunque no han dejado de ser unos 42 minutos entretenidos el esquema comienza a repetirse de forma peligrosa, la trama no avanza y estamos en el mismo punto donde los dejamos ya hace 2 o 3 semanas.


Spoilers a partir de este punto.


No podría estar más de acuerdo, de nuevo, con Nahum de Diamantes en serie cuando asegura que el visionado de la serie es un acto de fe, enorme, añadiría yo. Reconozco que estamos tan cerca del final que poco puede importar ya hacia donde deriven las tramas, pero si esta fuese otra temporada más y no supiésemos que acaba en un puñado de semanas yo me bajaría del carro ahora mismo, sin dudarlo, por eso también entiendo a los seguidores que están inmersos en el mundo Lost y el episodio de la semana anterior les pareció la repanocha, aunque estos son los que en realidad deberían tener las expectativas más altas.


Esta vez se nos ha brindado un clásico episodio de Lost, la trama paralela ha confluido al final y se ha mezclado con la que vivimos semanas atrás con Sayid, volviendo otra vez a la dinámica del mafioso padre de Sun y todos los problemas que hay que soportar por ser coreanos, mientras tanto en la isla los guionistas siguen empeñados en separar a los dos asiáticos en un amor imposible continuo, que a mi personalmente me resulta cansino, y de la serie ahora mismo lo que menos me interesa es si se reúnen o no, aunque la cuota de trama sentimentalista con este tema está más que cubierta. El golpe de Sun y el pretexto de la perdida del habla en inglés me ha parecido un poco demencial, muy de los 90’s, y ha sido un recurso que, de momento, no nos ha llevado a ninguna parte, solo nos ha mostrado la desesperación patente de dos personajes que van a la deriva si no están juntos.


La trama del Locke no ha variado en absoluto, sabemos que quiere salir de la isla y reclutar a todos los candidatos, y que hará lo que sea por conseguirlo, aunque parece que no lo va a tener nada fácil, de momento ya le ha declarado la guerra a Widmore, y no se si estarán en igualdad de condiciones, pero la trama necesita urgentemente un detonante que haga saltar por los aires la estructura narrativa y que nos adentre de verdad en la recta final de la serie de una vez por todas.


Por mi parte, no espero que esto se convierta en una crítica semanal a una serie en horas bajas, porque no es el sentido de estas reviews, Lost tiene muchas virtudes, y quizá por ello sus fallos son mucho más noticiables que en otras producciones, esto es en parte por culpa de los fans, que construimos castillos en el aire, pero también por culpa de la cadena, que crea un desmesurado buffer alrededor de la serie con infinidad de promociones que luego no cumplen esas expectativas. Pese a todo está claro que el sabor amargo de la sexta temporada no va a desaparecer del todo con estos últimos seis episodios, pero un postre dulce seguro que nos ayuda a digerir mejor todo lo que hemos estamos comiendo. La cuenta atrás ha llegado, y ahora va en serio.

7 comentarios:

satrian dijo...

La trama va lenta pero no para retroceder tres temporadas que el capítulo es el 6x10 :P
Hay bastante desencanto con la forma de relatarnos todo en la última temporada, que me sigue entretiendo pero no me emociona, que las situaciones son demasiado previsibles, que los guiños a las temporadas pasadas ya no nos hacen gracia, y todo para no destapar su jugada final, creo yo.

vertigo dijo...

Ha llegado momentos en los que íba dando cabezazos del sueño que me estaba dando este capítulo y no paraba de decir:"me aburroooo" en los 41 minutos porque para no variar se dejan en el último lo más interesante.

Pues yo ya dudo en si la cosa va a coger carrerilla. ¿Apostamos algo a que el próximo es más de lo mismo?.

Ya nada sorprende y todo es previsible y sí, a mí me dan ganas de bajarme del carro porque esto no hay quien se lo trague.

LoFelip dijo...

Yo también me aburro. Me acuerdo de la 4ª temporada que acababa con ganas de más. Ahora con ganas de menos, porque como dices tú, estamos a 8 del final que sino...

Como dice satrian, los guiños a temporadas anteriores me importan poco la verdad y cansan.

Moltisanti dijo...

Todas las temporadas de Lost han seguido esta tónica en la que sabes que reservan lo mejor para el final. Se acabó este fantástico calentamiento que nos han servido en 10 partes para calentar el terreno, ahora empieza la recta final y me apuesto los euros a que será cuando empiece a contentar a todos los que estáis pseudo-decepcionados.

MFAL dijo...

Yo me aburro muuucho, ¿por qué son tan largos los capítulos de esta temporada? :D
Ni ganas tengo de criticarla hoy, mejor tomarme un café para despertarme.

Saludos!

manganxet dijo...

Sí, es un acto de fe, totalmente de acuerdo. De todas formas puedo comprender a los guionistas, (supuestamente) el final estaba pensado desde el principio y dudo que ellos supieran que la serie se convertiría en el fenómeno en el que se ha convertido, y hacer un final que cumpla nuestras expectativas es una responsabilidad enorme. Si el final de la serie es decepcionante (yo creo que lo será) en lugar de recordar el horrible final me quedaré con lo que me ha hecho disfrutar la serie durante las otras 5 temporadas.

Kratos dijo...

A mí me ha gustado bastante este capítulo y quitando el episodio de Kate, estoy muy satisfecho con lo que llevamos de temporada, no me parece que Lost haya perdido nada de calidad, a mí me esta proporcionando el mismo placer de siempre.