7 de junio de 2009

La oficina cierra por vacaciones.


Esta entrada tiene algún spoiler sobre la quinta temporada y sobre todo sus dos últimos episodios.

Para mi The Office es la mejor comedia. Así de simple, es la que me hace reír, y he de confesar que tengo un humor un tanto peculiar, quizá es que la vergüenza ajena a la que se someten todos los personajes hagan que cuando termine el episodio me sienta mejor persona, y es un efecto boomerang por que cuando más ves hacer el ridículo a las personas más cuenta te das de la fragilidad de la línea entre el drama y la comedia.


Aguantar una temporada durante 26 episodios es difícil, muchos han comentado que ha habido episodios flojos este año y que tan solo se ha salvado a raíz del órdago de Michael y su nueva compañía papelera pero ¿Qué queréis que os diga? ¿Acaso que no sabíais que todo volvería a la normalidad? ¿No es lo que realmente queríais? Por que podéis hacer lo que queráis con Michael y Pam pero al final del día los queremos en la oficina como si nada.

La comicidad con la que nos premian unos escritores que tienen ya bien definidos a sus personajes es asombrosa, en el capítulo 25 Michael monta un garito y quiere que todos vayan a bailar en él, Phillys se lesiona y Dwight practica su quiropráctica amateur en su espalda, Pam y Jim están decididos a casarse en un visto y no visto a lo “Vegas”, Kevin se pone las botas y Kelly y Andy se enzarzan en un reto en la pista de baile. Así de simple pero así de divertido.


En la season finale todos se reúnen para el día de acampada de la compañía, partido de voleibol a muerte, cliffhanger en toda regla y el reencuentro de Michael y Holly. Dejar ir a Holly fue uno de los errores irremediables de los guionistas que han tenido que volver a traerla bajo demanda popular, ella es “The One” para el patoso jefe de Scranton, si su anterior novia era el contrapunto esta es una replica exacta que multiplica por dos su comicidad, pero su amor es imposible.

The Office es la comedia más vista de NBC, muy por delante de la ya cancelada My Name Is Earl y de 30 Rock, que se ha diluido como un azucarillo, a mi por lo menos me cuesta llevarla al día, me da pereza seguir con ella, aunque nunca he sido fan de Jack Donaghy, y es que si estos oficinistas pudieran seguirse a través de la CBS sus ratings y sus premios se multiplicarían por dos. C’est la vie.


La única producción que ha podido darle un poco de guerra este año ha sido The Big Bang Theory pero de una manera mucho más clásica que le hace tener más papeletas para poder llevarse el Emmy a casa, pero me extrañaría mucho que así lo fuese, 30 Rock parece abonada al premio en una espiral que cuesta romper, al igual que Tina ¿Os acordáis cuando todos amábamos a la Fey por encima de todas las cosas? Este debe ser el año de Eva Longoria, o Jenna Fisher, o Kaley Cuoco, por que señorita... este año ¡No te lo mereces!

Pd: Os recomiendo encarecidamente que rompáis la pared que separa mi blog con el de Nahum y leáis el magnífico post que escribió el Jueves. Y es que tengo que decir que yo cada día me lo paso mejor sacándole brillo a esos pequeños diamantes…

4 comentarios:

Nahum dijo...

Yo solo vi las dos primeras temporadas de la versión USA y, sí, me reí, pero, de veras, creo qeu la genialidad de la original británica es insuperable...

Pero, sobre gustos, colores.

JavierDeSon dijo...

creo que te confundes de temporada, hablas de la quinta...
a mi tambien me gusta mucho esta serie, yo la tuve arrinconada un monton de meses y meses, no me llamaba la atencion pese a lo bien que la gente hablaba de ella en la red, hasta que hace unas semanas se me dio por echarle un vistazo y me la vi en apenas dos semanas, un gustazo de serie...

Kratos dijo...

Ha sido un buen año, pero peca de irregular esta temporada, a mí la que más me ha hecho reir ha sido The big Bang Theory.

salu2!

Ibelieveinpittsburgh dijo...

Yo es que The Office sólo he podido devorarla en su versión británica, lo que ya empieza a sonar a tópico, pero es que la americana me da no se que...