23 de septiembre de 2012

Desnudez frontal en Prime-Time.



La desnudez siempre ha sido un reclamo en el medio audiovisual para intentar acaparar a una mayor masa de teleespectadores o un incentivo para aquellos fieles que quieran ver unos cuantos centímetros más de piel de sus estrellas favoritas. Esto en la televisión americana es inaceptable. ¡Menos mal que contamos con el TV Parents Council para que puedan asesorarnos y salvar a EEUU de la espiral de autodestrucción nudista en la que están inmersos!

Ya sabíamos que gracias a esta maravillosa asociación, cualquier padre americano conocía los peligros de según que depravadas series y las bondades de determinadas otras, todo adornado con los bonitos colores de un semáforo, también de los peligros de la animación marca FOX  y el gore en procedimentales de la CBS.

Pero ahora estamos ante un tema de extrema importancia. ¡Desnudos!
Si señores, la parrilla americana en abierto se está plagando de desnudos frontales por doquier, cuerpos de hombres y mujeres como dios los trajo al mundo, quitándose las toallas, caminando desnudos por casa o exhibiendo sus vergüenzas delante de los transeúntes, vergonzoso cuanto menos...

Fijaros la depravación a la que se ha llegado, que la temporada anterior el número de “incidentes” se redujo a 15 casos en 14 series diferentes, pero este año el número se ha visto aumentado en un 407% llegando a los 76 “incidentes” en 37 series o programas de entretenimiento. La insensatez de los programadores llega a tal punto que casi el 70% de los desnudos fueron emitidos antes de las 9:00 de la noche, y todo eso sin aviso a los padres, por lo que los niños pudieron ver en más de 70 ocasiones durante la temporada desnudos frontales de los actores de sus series favoritas.

¡El asunto llega tan lejos que hasta en un 74% de los casos se han pixelado los miembros comprometidos de los actores! Y bueno, no se si lo sabéis pero el Parents Council tiene una premisa clara y es que el pixelazo es una fórmula de percibir una simulación muy cercana a los órganos reproductores permitiendo ver a los espectadores diferentes tonalidades de piel. Escandaloso e indecente.

NBC es la cadena que más desnudos brinda a sus espectadores, seguida por ABC y CBS, mientras que FOX y CW protegen mucho más a sus espectadores con solo un puñadito de incidentes.

Y ante esta ola de indecencia yo me pregunto ¿Qué será lo próximo?, ¿Veremos algún día unos pechos sin pixelar en la televisión en abierto?, ¿El culo de un señor joven? O ¿Una pareja de nudistas sin censura?

Por favor,  ¡Recuperemos la cordura!, ¡Pensemos en los niños!

17 de septiembre de 2012

Weeds 8x13. Nancy lo hizo lo mejor que pudo. Último capítulo

Tras ocho años Weeds se ha despedido con un episodio doble lleno de ternura, comprensión y olor a los viejos tiempos. Un episodio final maravilloso que está a la altura de la serie y cierra definitivamente las tramas con un sabor de boca magnífico.

Últimos spoilers de la serie.

Señoras, señores, todos los que hemos seguido Weeds sabemos que ha tenido un camino un tanto irregular, muchos cambios, innovaciones, involuciones e infinidad de giros de guión que han hecho que la serie se mantuviera fresca y no entrara en la dinámica del aburrimiento, un mal que adolecen la mayoría de series al llegar a la cuarta temporada.

Tras los acontecimientos de un episodio 100 muy especial con la vuelta a Agrestic, la aparición de personajes que habíamos dejado atrás y sobretodo, uno de los polvos más trágicos de la historia reciente de la tele y va Jenji, Kohan por supuesto, y nos lleva al futuro, de golpe, sin cartelitos que lo anuncien, con unas mechas, un bigote y una sotana de color lila. Solo Jenji, Kohan por supuesto, se atrevería a hacer eso, y por eso Weeds es tan grande.

El salto en el tiempo ha sido fresco, necesario y un bálsamo para los males que acontecían a la serie en los últimos episodios, sobretodo en el 97, 98 y 99. Steve es mayor y ahora Nancy es millonaria gracias a la legalización de la marihuana, pero lo más importante es el estado de los personajes. Ella está viuda de nuevo, Steve es huérfano de nuevo, y los demás personajes siguen un patrón coherente con sus personalidades. Todo gira alrededor de Nancy, como siempre, y son sus acciones y decisiones las que han marcado el pasado de su familia, pero no el presente.

Silas está casado con el amor de su vida y tiene una hija. ¡Cuánta verdad hay en esa relación suegra-nuera!, ese resentimiento por la vida con la que ha tratado a su marido y la adolescencia que le ha hecho pasar, todos sabemos que Silas era el más cuerdo de la familia, y el regalo más grande que le hace a Nancy es “perdonarle”, a pesar de todo, las vicisitudes por las que tuvo que pasar, porque no las cambiaría por nada del mundo. Pero la última frase que le dice, es esclarecedora. –Lo siento, no tiene que ver contigo. Eso sintetiza mucho de los ocho años de serie, ahora, cuando han cogido las rendas de su vida, Nancy ya no es el centro, es sólo un nexo de unión.

Todos sabemos que Nancy ha cambiado desde el balazo, y apreciamos la forma de tratar a Steve, con dedicación, cariño y humildad. Shane es un bala perdida, pero simpático, pasando de ser un sociópata y un asesino consumado a un borrachillo de poca monta con un bigotillo ridículo. Y no hablemos de Doug y su propia secta religiosa, un descojono y una de las mejores tramas que hemos visto en la serie en mucho tiempo, divertida, cachonda y con autobús propio.

Una de las cosas que más he apreciado del episodio es su comicidad, Weeds siempre ha tenido perlas de humor muy logradas y desenfadadas, pero Jenji se ha guardado momentos divertidísimos y frescos para el final como hacía tiempo. El “He tenido demasiadas pollas en la boca para ser vegano”, el cambio de sexo de Isabel/Bruce y la explicación del finger-test delante de un Steve que no sabe donde meterse. Marcas de la casa de la señora Kohan que hace que quiera verla muy pronto en otros proyectos.

A parte de las coñas, hay otros dos elementos muy importantes en el capítulo antes de llegar al asunto central. El primero es el descubrimiento de la identidad de Steve/Esteban Jr, algo necesario para formar el carácter de un adolescente, y luego el speech sobre las religiones, un tema muy complicado de tratar en televisión, muy arriesgado y bien resuelto. La religión es el último tabú en TV, se pueden enseñar tetas, pero no se puede hablar sobre ciertos temas que la serie toca en una importante celebración judía. Me encanta.

Pero sobre si algo se ha articulado el final es sobre la relación entre Andy y Nancy, como se construye la llegada de este y el momento donde por fin se encuentran y pueden hablar. Nancy se derrumba, le pide que vuelva a su lado, algo que Andy ha estado persiguiendo durante muchísimo tiempo, pero ya no es el momento, ahora él tiene una vida y no la dejará por Nancy. Lo importante es que, pese a la bofetada que el destino da al personaje de Mary-louise Parker (sigo igual de enamorado de ella ocho años después), esta aprende que hay ciertas decisiones que hay que tomar en la vida y es el momento de mirar hacia delante con valentía, sin arrepentirse de los errores. ¿A quién le hubiera gustado que la pareja hubiera quedado unida para siempre? Desde luego a mi no, un amor imposible es imposible y en la vida, los amores imposibles no suceden.

Hemos hablado de la falta de moralidad de Weeds, pero este, creo que ha sido un ticket para que el personaje de Nancy consiguiera su cometido, convertirse en una madre ejemplar y reunir a sus hijos, con sus errores y equivocaciones bajo un mismo techo sin rencores.

Al fin y al cabo Weeds ha sido una dramedia con una familia atípica que ha sabido rentabilizar la personalidad de sus personajes como ninguna otra. Y por eso ha triunfado tanto.

Me quedo con la escena final, los cinco protagonistas principales, compartiendo un cigarro de la risa, compartiendo eso que les ha hecho permanecer juntos y unidos durante tanto tiempo. Maravilloso.

Echaré mucho de menos la serie, Weeds siempre ha estado entre mis favoritas, y este final hace de ella una producción mucho más redonda.



14 de septiembre de 2012

Damages 5x10. Puerta al abismo y a la esperanza. Último capítulo.


Decimos adiós a Damages, que nos ha hecho vibrar durante cinco intensas temporadas, dos en DirecTV y tres en FX con una serie que ha revolucionado el drama legal y ha puesto boca arriba las reglas de la narrativa.
Spoilers sobre el último episodio.

69 minutos de metraje, muchas historias que cerrar y comenzamos con un sueño onírico, Patty, su padre, y sus dos niñas, todo dispuesto para un final de infarto, Ellen ensangrentada con la mítica gabardina pega un tiro, empiezan los títulos de crédito, es el final de Damages.
El final ha estado dividido en partes, como nunca antes había ocurrido y las tramas se suceden sin descanso. Ellen lleva un ritmo de trabajo demasiado grande como para sobrellevar su carrera y conciliarla con su bienestar, y por otra parte Rutger intenta dar la vuelta al caso contra McClaren testificando a favor de Patty.

Lo más importante en cuanto al personaje de Ellen en la primera parte del capitulo es como vemos en lo que se está convirtiendo, ella lo sabe, pero está encarrilada en un tren que no puede parar hasta llegar a la estación de la victoria, por ello la aparición de David cierra el círculo, un David sereno, limpio de sangre que apela a la Ellen que conoció, aunque después de todo este tiempo pueda ser que no fueran apropiados uno para el otro. Ellen se está corrompiendo demasiado, y se evidencia en el juego de poder desarrollado al ver que Rutger cambia de bando y esta intenta, con las artimañas propias de Patty, marcarse un tanto definitivo y acabar con la vida del periodista de forma indirecta.
Sin embargo creo que el sabor del éxito al ganar el juicio es el que le hace darse cuenta que no todo vale a la hora de ganar, que el vacío que siente al haber traicionado la confianza de Chris es más grande que todo lo demás y ahí es cuando se desploma, cae y muere en sentido figurado, mueren sus ambiciones, muere su ansia de poder y, en definitiva, muere su forma de vida para dar paso a una nueva con todo lo que ella quería, sin la abogacía eso si. Si rememoramos la escena final de confrontación entre las dos protagonistas de la cuarta temporada vemos como Ellen finalmente no consigue llegar a su deseo de poder conciliar su carrera y su familia. Patty no pudo hacerlo y le parecía imposible, Ellen escogió su vida, Patty su carrera.

Daros cuenta que el hecho de que Ellen esté embarazada y caiga al suelo y continue con su embarazo y cambie de opinión es un hecho detonador en la historia de Patty. Hasta ahora estábamos viendo como se repetía la historia con la alumna, como seguía los pasos de su maestra, Patty perdió a su hija y ahí comenzó a forjarse la vida que luego todos hemos conocido.
En cambio Patty maneja otros fantasmas. Me ha encantado la naturalidad a la hora de revelar que tanto ella como Kate sabían que eran hermanas y la diferencia de carácter entre ambas, una lo ha perdonado por todo lo que le hizo, la otra está consumida por su furia. Dejadme que os diga que la escena en la que Patty va a ver a su padre está interpretada de una forma sublime, esos casi dos minutos en el que el plano se queda quieto enfocando a una Glenn Close absolutamente entregada, con sus ojos empapándose progresivamente en lágrimas y reprochándole tan duramente sus acciones a un padre moribundo, en una escena tan dura y vulnerable al mismo tiempo que no deja lugar a dudas del porque Glenn Close es mi actriz dramática favorita y del empaque y la soberbia que ha dado a la serie.

Patty, cuando se siente indefensa ante el testimonio de Ellen en la corte, decide utilizar por última vez sus estratagemas a la hora de salvarse de la quema, primero sobornando a su asesino a sueldo para más tarde intentar encontrarse en un punto medio con su hijo, que decide, de una vez por todas, distanciarse de su madre por y para siempre.
Como siempre hemos tenido golpes de efecto, a gusto del consumidor, claro está que el juicio ha sido anticlimático, pero es evidente, como dicen sus creadores en esta entrevista, que Damages nunca ha sido una serie sobre juzgados, sino sobre los tejemanejes acontecidos en los despachos. Además creo que la forma de vender el desmayo ha sido pretenciosa, creo que he explicado muy bien que ha significado para mí y lo acepto, aunque de todas formas puede llegar a ser complicado de digerir. También ha estado de más el uso indiscriminado del plasma en la escena del muelle, algo que nunca debería haber ocurrido desde el punto de vista técnico.

El punto de inflexión final es claramente la muerte de Michael, un punto y final en la vida de Patty, que la deja irremediablemente asociada a la muerte y la soledad, se han cumplido entonces, todas las predicciones.
Vamos a la escena del muelle, aquel muelle donde al final del día las dos se unen, un muelle donde Ellen por fin le demuestra a Patty que ha intentado asesinarla y tiene todas las pruebas que lo aseveran. Ellen le dice que podría meterla en la cárcel, pero la pérdida de su hijo es algo mucho peor que estar encerrada. Patty, sin embargo, está segura que Ellen se ha convertido en lo que ella andaba buscando, la veterana abogada ha estado intentando conseguir un pupilo a su imagen y semejanza y está segura que tras su último truco lo ha conseguido. Ellen tras no poder decir nada más se aleja, en un plano milimétricamente calcado al que nos tienen acostumbrados en las season finale. Mientras se aleja, Patty le dice: - Has entrado en el juego finalmente. Tengo ganas de volver a enfrentarme a ti algún día.

Y el epílogo nos lleva al futuro, un futuro próximo, Ellen con su hija se encuentra con Patty en una tienda, ya no es abogada y se la ve tranquila y relajada. Patty entra al coche y pide ir a casa, imagina que Ellen se le acerca y le agradece todo lo que ha hecho por ella, entonces ha merecido la pena, pero se da cuenta que todo es una ilusión, y le pide al chofer que la lleve al trabajo. Eso es lo único que le queda, su despacho, su fama y repercusión, nada más. Y la vemos en un primer plano, con su intimidad, su soledad, el vació de cariño más absoluto. La vida ha podido con Patty, le ha sobrepasado, pero no con Ellen.
Quiero agradecer estos cuatro años a todos los que habéis seguido la serie también con mis reviews, a los que no opinan, a los anónimos que lo hacen, y a un grupo de bloggers con nombre propio que han comentado de forma intermitente la serie en estos cuatro años como Eldemo, Moltisanti, Dani de Freakscity, dsm, Nahum, Un teleespectador más y Alenjandro A.

Mención aparte merecen Satrian, LoFelip, Dids y Oskar108 que han estado al pie del cañón durante todo este tiempo enriqueciendo mis reviews de una forma maravillosa.
Adiós Damages, gracias por cinco años de interpretaciones brillantes, historias desestructuradas, emoción, intriga, riesgo y buena, jodidamente buena televisión.


8 de septiembre de 2012

Damages 5x09. Trono de poder. Penúltimo capítulo de la serie

Y por fin, hemos llegado al desenlace final de la serie. Damages acaba en unos días con todavía muchísimas preguntas en aire pero con una evidencia que se ha convertido en una irremediable realidad. El alumno supera al maestro.

Spoilers del noveno episodio de la última temporada.

Tengo la impresión de que los showrunners han utilizado este episodio para cerrar o darle una pátina de barniz a aquellas tramas menores para que la semana que viene nos centremos en lo que verdaderamente nos importa. Temo que no haya tiempo suficiente, pero espero con ansias el Jueves, si sale el episodio, que últimamente…

Patty sabe que tras la salida de la noticia del filtrado y la repercusión de Ellen en los medios, esta empezará a conseguir nuevos clientes y su nombre será reconocido. Por ello la aconseja y le dice que cuando se consigue un gran éxito, el fracaso es mucho más doloroso.

El capitulo prosigue con tramas menores y es por ello que decae en su tramo central. Conocemos finalmente la gran mayoría de la trama de Mcclarentruth.org y como Rutger intenta deshacerse de Channing por encima de todo y de todos. Ya hemos hablado sobre esto, pero hablar con Patty y engañarla, es quizá cavar su propia tumba. El personaje de John Hannah está en suelos movedizos y su futuro es muy complicado.

Mención aparte necesita el caso de padre y la madre de Ellen, un poco artificial y pasado de rosca que su hija saque la pistola y amenace a su padre. Está claro que Ellen ahora mismo es un muñeco roto por las mentiras, odios y conspiraciones que ha tenido que vivir en estos últimos cinco años, pero me parece obsesivo. ¿Es este el final de la historia entre sus padres? O ¿Llegará a un punto más álgido? Está claro, sin lugar a dudas el paralelismo que están intentado crear los guionistas, repitiendo quizá, la vida de Patty en las propias carnes de Ellen. Exitosa abogada con familia desestructurada que ha dedicado su vida a su trabajo y abogada que está consiguiendo éxito, cuya familia se está viniendo abajo y que es incapaz, cada vez más, de conciliar su vida amorosa y su trabajo incipiente.

El final nos devuelve la potencia que buscábamos, Ellen caza a su atacante y le obliga a decir la verdad. Es un mazazo cuando nombra a Patty, porque es cierto que todos queríamos que fuese ella, y yo quizá no hubiera aceptado que fuera otra persona, aún así es la primera y más clara ocasión en la que Patty sobrepasa el límite moral entre el bien y el mal.

La escena final, donde ambas mienten, intentando salvaguardarse de la verdad, con juego de miradas, Ellen sentada en el trono del poder de Patty, haciendo suyo el despacho, con la mentora dándose cuenta que la ha creado a su imagen y semejanza y la pupila con el conocimiento de la verdad y con ganas de venganza. Toda un bomba de relojería que estallará la semana que viene.

Y Patty, cuando Ellen se aleja, le dice: -He tenido una premonición. Esta es la última vez que vas a poner un pie en esta oficina.

Ellen mira el lugar de arriba abajo y con una mueca picaresca dice: - Puede ser.

¡Cuanto me ha hecho disfrutar esta serie! Hablamos la semana que viene de Damages por última vez.


5 de septiembre de 2012

Perspectivas de treintañeros.

Ninguna de las dos se han estrenado de forma oficial pero ambas han sido subidas a la red en un intento de crear ruido mediático. The New Normal en NBC y The Mindy Project en FOX esperan refrendar la nueva edad dorada que las sitcom viven desde hace dos temporadas. ¿Cuáles son sus armas?

Ahora tendréis la opinión de los mejores bloggers al respecto, pero dejadme decir que The New Normal me parece una lástima en general, primero cerciora que NBC se baja el carro de las sitcom high-profile y quiere aportar más de lo mismo aunque con un poco de polémica para los americanos. A mi ese desfile de clichés, de si os gays son o no normales y las bondades de ese colectivo me aburren. Primera porque no necesito ser adoctrinado, y segundo porque me parecen muy lejanas. A lo mejor a una señora de 60 años de Cáceres le parece una revolución, pero a alguien que haya nacido en los 80 o los 90 es más bien darle vueltas a un tema que no interesa por lo asumido que está.

FOX si que ha innovado más con la serie hecha a la medida de Mindy, sobretodo por su formato. Es una sitcom que no es sitcom, similar a las dramedias que venimos encontrándonos en Showtime y en HBO desde hace casi una década. El handicap es que no puede jugar en la misma liga que las cadenas de cable, y claro, sus tramas pueden quedarse un poco blandas y edulcoradas. Como concepto no está mal, es una serie que no tiene que estar cortada en patrón con chistes efectivos. Si la historia se enraíza puede ser una estupenda técnica para contar historias sin la esclavitud de la gracia de turno per se.

Esta es mi opinión a grandes rasgos, la de los mejores, Satrian, MLo y otros tantos bloggers, a continuación:

The Mindy Project (*actualizado)

Truthkills: Mindy Kaling es la estrella absoluta de la serie, esta mujer con una vida marcada por sus fantasías de comedia romántica que quiere encauzar su vida, pero cada intento le sale aun peor que el anterior […] Todo cabe en este caótico cajón de sastre que es la mente de Mindy, desquiciada comedia o divertido y lúcido caos.

Yo No Me Aburro: Me ha gustado mucho el piloto de The Mindy Project […] Compradísima serie, que me ha recordado inesperadamente a un personaje como el de Betty. Espero que Mindy no cambie, siga siendo ella misma y los enamore a todos siendo como es.

Crítico en Serie: La serie de Minday Kaling tiene clara su identidad desde el minuto uno. Es una comedia romántica de veinte minutos, hija de Sexo en Nueva York y de Bridget Jones […] Kaling prefería ser una princesa en apuros que una comediante intelectual […] Personalmente no tengo nada en contra de su género, creo que puede ser una de las obras más divertidas y genuinas de esta temporada.


Carrusel de series: Todo gira en torno a la protagonista y su alocada causa, junto a un reducido grupo de secundario […] El contexto de bata blanca no es más que una excusa para presenciar el lucimiento de la protagonista y el aluvión de referencias a la cultura pop, principalmente televisiva y cinematográfica

The New Normal

TV killed the movie STAR: The New Normal trata sobre una pareja homosexual que decide buscar una madre de alquiler para tener un bebé […] Parece demasiado un folleto propagandístico pro-gay […] Pero personalmente opino que las formas más sutiles son muchísimo más efectivas que las formas más evidentes […] The New Normal es una historia entrañable que ya de por sí sola tiene un poder enorme en cuanto a la aceptación de la homosexualidad,

Truthkills: Una propuesta colorista, tierna por momentos, e irónica y sarcástica por doquier […] Ryan Murphy sigue destilando su humor ácido para meterse con la política, el racismo, la homofobia, incluso con las series de televisión de otras cadenas […] De momento no deja mala impresión, pero si no te gusta este tipo de humor, o las exageraciones típicas del creador de Glee, mejor no lo intentes.

TV Spoiler Alert: Estamos ante una sitcom que si os paráis a pensar no tiene nada nuevo que aportar, por mucho que no queramos verlo […] Puede darnos momentos graciosos, podemos coger cariño a sus personajes o nos puede gustar los escenarios, pero no es una serie que vaya a llegar muy lejos, o por lo menos es lo que el episodio piloto muestra.


Yo No Me Aburro: Si unos gays quieren ser papás no les queda otra. "La anormalidad es la nueva normalidad" […] A este grupo variopinto se une el personaje no-blanco de turno, interpretado por una negra estereotipada (se llama a sí misma dragqueen) […] En el piloto se nos cuenta todo esto y me queda la duda de si en sucesivos episodios Murphy tirará de gags y secuencias ya usadas en Modern Family. Todo se parece demasiado, en eso me entra la duda. Pero he de reconocer que la pareja de gays está muy bien.

De mayor quiero ser showrunner: Ryan Murphy ofrece un piloto correcto y simpático sin ninguna pretensión de convertirse en algo grande, y vuelve a hacer evidentes sus marcas de la casa con esos zooms y cámara inestable, personajes caricaturescos, ternura facilona, gags referenciales, y colorido kitsch […] Quizá lo que se le pueda reprochar es que sea una serie 'demasiado gay'. Así, a lo mejor los continuos gags de lo que se supone que es 'cultura gay' (reducida a los musicales, las celebrities, la moda y la sensibilidad exacerbada) puede resultar cansina, seas público gay o no […] Será interesante ver por dónde camina a lo largo de sus episodios restantes en este nuevo año de estrenos poco interesantes.

Ahora las cuestiones a responder son ¿Mantendrá Murphy su racha de éxitos? y ¿Triunfará Mindy en solitario alejada de su oficina?