21 de abril de 2010

Damages 3x13. Redención. Último episodio de la temporada.

Damages se ha ido, y en el peor de los casos no volverá, pero el último episodio ha sido soberbio, una hora de tensión milimetrada hasta el final, un desenlace que nos deja un sabor dulce, con todas las tramas principales cerradas y la sensación de series finale, si este es el fin habrá sido un broche de oro para estos tres años de dobles verdades, giros de guión imposibles, venganzas, asesinatos y duelos interpretativos de alto nivel. Si consigue renovar, que después de ver este episodio me niego a pensar que ninguna cadena quiera tener a esta serie en antena, supongo nos darán una nueva perspectiva completamente diferente, porque el ciclo vital de esta historia ha llegado naturalmente a un fin.


Últimos spoilers de la temporada.


Todo estaba preparado, 60 minutos por delante para resolver los misterios que se han ido sembrando durante 12 semanas consecutivas, y no se ha perdido ni un solo segundo.


El caso Tobin ha llegado irremediablemente a su fin, y nos ha mostrado la verdadera cara de todos sus integrantes, Leonard se ha revelado como una persona mucho más fiel de lo que imaginábamos, aunque extremadamente codicioso y resbaladizo. Ha dedicado su vida en cuerpo y alma a los Tobin, y aunque construida a base de mentiras su existencia se ha visto siempre comprometida por ellos, por eso cuando Joe le da la espalda hace lo que cualquiera de nosotros haríamos tras la decepción, y aunque un final más amargo ha estado a punto de suceder su historia es la que se repite en la mayoría de los escenarios, ha conseguido quedarse con una parte del dinero y fugarse para siempre, salvando su culo y encumbrando la carrera de su actor, Martin Short de nuevo. Eso si es un buen regalo.



Joe ha explotado, su rabia contenida ha derivado en la ejecución de Tom, y ha sido quizá el desarrollo más rico de un personaje esta temporada, Campbell Scott ha sabido dotar a su personaje con un aura de tormento interior muy interesante, Joe quería hacerlo todo recto, ser fiel consigo mismo y sus ideales pero estos le han ido estallando en la cara poco a poco, porque era débil, nunca supo como manejar una situación de ese estilo, y cuando al final ha aprendido a hacerlo se ha convertido en un monstruo sin escrúpulos, avaro y dispuesto a todo. Deja atrás una familia rota y varios cadáveres a sus espaldas, como el de su madre, una avariciosa señora bien que ha hecho todo lo posible por mantener un estilo de vida a costa de la felicidad de los suyos, pero que ha tenido la muerte más indigna tras darse cuenta que todo por lo que había luchado no era lo que realmente le importaba, con una soberbia Lily Tomlin que ha puesto toda la carne en el asador con este personaje.


El destino de Tom ya estaba escrito, y aunque todos pensábamos que sería finalmente Leonard quien se desharía de él no ha sido así, de todas formas Tom representa el fracaso, revolcarse en arenas movedizas no funciona para todos los personajes y su bajada al infierno no le ha permitido reflotarse, es una gran pérdida, aunque como bien apuntaba Tate Donovan era un gran reto como actor para él y una oportunidad para demostrar su valía, y aunque siempre ha estado correcto, su trabajo no brilla de la manera que debería al estar rodeado por actores de gran calibre, lo que si está claro es que la muerte de su personaje no ha dejado indiferente a nadie desde un principio, y su resolución ha sido más que satisfactoria.



Frobisher se topa definitivamente con la realidad en este episodio, con un recurso que no me ha gustado absolutamente nada, Wes ha vuelto a la ciudad en plan hermanita de la caridad y tras ver que el villano de pelo blanco no daba su brazo a torcer ha decidido confesar la autoría de los dos asesinatos importantes que quedaron colgados en la primera y segunda temporada, se ha hecho justicia, y tras 3 años hemos podido ver que todo el mundo recibe su merecido, aunque pase el tiempo, aunque la utilización de Ted Danson en la trama haya sido pobremente utilizada, y aunque siempre sea un gusto volver a ver a Zeljko Ivanek en la serie, en lo que ya parece una marca de la casa, recordándonos que aquí no se dan puntadas sin hilo.


Ellen ha seguido manteniéndose en la posición templada con la que comenzó en la serie, ha servido de engranaje entre Tom y Patty y por fin ha visto hacerse justicia, aunque se haya dado cuenta que su búsqueda del año anterior por venganza caiga quién caiga no tenía sentido, se ha mostrado fiel en todo momento, amiga de sus amigos y comprometida totalmente con aquellos que le echaron una mano en el pasado y muy fuerte, aunque sin perder ese halo de fragilidad que hace que todos sintamos empatía con ella. Su futuro está abierto de posibilidades, puede empezar de nuevo sin mirar atrás.



Pero Patty, ay Patty, ha sido víctima de sus propios fantasmas, lo lleva siendo desde el principio, pero la carga que lleva soportando durante toda su vida va aumentando con el paso del tiempo y gracias a ella podemos comprender porqué actúa de la manera que lo hace, y es que esta temporada hemos tenido a un Patty más humana, su demonización progresiva se ha visto cortada de sopetón, y creo que era necesario, un personaje así debe estar siempre entre la línea que separa el bien del mal pero nunca traspasar del todo ninguna de esa zona, las áreas grises, y aunque ve que con la muerte de Tom se queda más sola todavía si cabe no puede hacer nada contra las decisiones que ha tomado, decisiones sensatas, pero que le han hecho llegar a su estado actual, preguntándose finalmente si todos sus sacrificios, a estas alturas, han valido la pena.


Y es que la escena final es maravillosa, el reflejo de una mujer ambiciosa a la que le han dado la espalda todos sus seres queridos y está devastada por dentro y otra que, dándose cuenta de que su destino puede ser similar al de su mentora sabe que finalmente hay veces en las que no merece la pena hipotecar la felicidad propia por seguir escalando y escalando para conseguir el mayor reconocimiento. Y es que hay que saber dar el brazo a torcer en determinadas ocasiones. Es ley de vida.


Adiós Damages.

14 de abril de 2010

Lost 6x12. Reencuentros.

Lost coge carrerilla (un poco tarde pero la cuestión es que la coge) hacia su final definitivo en poco más de un mes y aunque este nuevo episodio todavía no ha entrado en materia, si parece, y ahora creo que es de verdad de la buena, la antesala de todo lo que va a venir a continuación. Tenía mis serias dudas sobre la elección de Hugo como protagonista del episodio a estas alturas de la temporada, y aunque estamos asistiendo a una sucesión de tramas edulcoradas entre los personajes parece que las piezas comienzan a encajar y el potencial de la serie está a punto de estallar. Y dijo esto porque aunque aún no estemos viendo la espectacular última temporada que nos habían prometido el episodio de hoy nos ha dejado momentos muy interesantes y hasta la resolución de algún misterio, ahí es nada.


Spoilers ha partir de este momento.


Quizá esta vez ha sido la primera durante toda la temporada que se nos ha presentado una trama potente en el universo alternativo, y lo digo porque por fin nos han dado la pista definitiva de que ahí pasa realmente algo que no encaja, y es que la reunión de Hugo y Libby, a parte de ser muy pastelosa, ha dado mucho que pensar. Ahora los personajes comienzan a recordar flashes sobre la vida en la isla, ya no son percepciones, son hechos, y dejadme que piense que la realidad alternativa que hemos visto no sea tal, parece que sus recuerdos han sido borrados y se les ha puesto en la misma situación original después de que la isla haya terminado con ellos, es una suposición por supuesto, pero ahí va mi apuesta.


El personaje que de verdad ha dado un giro de 180º es Desmond, que se nos ha presentado tanto en la realidad alternativa como en la isla como un ser misterioso que esconde muchas razones ocultas, hasta tal punto de haber atropellado a un Locke en silla de ruedas en lo que parece una revancha por haberlo tirado al pozo en el otro universo. ¿Es que nadie se imaginaba cuando ha visto el pozo que el humo negro lo iba a tirar? Y es que creo que el humo se alimenta del miedo, de la desconfianza, la incertidumbre, y cuando ha visto que Desmond no poseía ninguno de esos estigmas la solución más sencilla ha sido la de empujarlo hacia abajo. Pero que la semana que viene no nos cuenten que ha sobrevivido porque sino ya sería de traca, compramos que Juliet sobreviviera al batacazo en el primer episodio de la temporada pero el que se cae de un puente a esa altura no puede seguir vivo, eso se llama jugar con el espectador. Aunque claro, Lost es especialista en ello.


Otro punto de inflexión es la muerte de Ilana, lo que nos lleva al dilema moral de elegir si, después de una muerte en balde, continuar con el plan trazado o darlo todo por perdido y dejar de escuchar a un líder que ha guiado en la sombra incluso después de muerto pero que nunca ha podido llevar a cabo ningún plan. Aquí Hugo es el más inteligente, y después de 6 temporadas de acatar las órdenes de los diferente líderes que han pasado por la isla ha decidido mover ficha, dejando atrás el estigma de personaje comparsa, gracioso y sin relevancia en la trama. No podemos decir que Jorge Garcia es un magnifico actor, pero si es correcto, se ha metido en el personaje y sabe reflejar esos momentos patéticos que vive Hugo a la perfección y controla los ritmos del drama y de la comedia a la perfección.


La destrucción del barco supone otra ruptura con el pasado de la serie, ha explotado, y creo que es el momento de no mirar más hacia atrás, hemos llegado a un punto de la historia donde solo hay que mirar hacia delante, dejar la mitología de la serie y rendirse al descubrimiento de los misterios más importantes que se han ido sembrado semana a semana durante 5 años. Y el de los susurros de la selva no ha estado mal planteado, era el más lógico, aunque no ha dejado por ello de ser siniestro, un purgatorio para las almas errantes que se han quedado en la isla con asuntos pendientes, y es que esta es la respuesta que dieron muchos de las fans de la serie al principio de su emisión y que los responsables se apresuraron en desmentir, quizá los fans no estaban tan alejados, aunque yo era de los que pensaban que los susurros se debían a conversaciones que habían pasado en ese mismo lugar en los diferentes momentos de la historia. ¡Vaya por dios!


El momento álgido del capitulo ha sido la tan ansiada reunión entre los personajes, aquella sonrisa de Kate, y la pobre cara de Sun al ver que, esta vez, tampoco podrá reencontrarse con su amado, ¡Qué épico! Pero lo que de verdad queremos saber ahora es que hará el humo negro con todos los candidatos juntos. Seguro que la semana que viene comienzan a darnos pistas. Y... ¿Quién será el puñetero niño?


Con dos capítulos seguidos que no han apestado ¿Las cosas se ven de otra manera no?

13 de abril de 2010

Damages 3x12. Tácticas sucias. Penúltimo episodio.

Hemos llegado a la recta final, desgraciadamente parece ser que Damages finalizará la próxima semana para siempre y solo podrá salvarla un milagro, de aquí a dos semanas se reúnen los interesados de FX y DirecTV así que si algo fructífero sale de ahí no tendremos que esperar mucho para saber el destino de la serie. Si termina definitivamente habrá sido una producción que revolucionó el uso del flashforward y la narrativa de una historia milimétricamente contada, un drama inteligente, sobrio y con unos giros de guión espectaculares, además de un casting de autentico lujo, si renovase por una cuarta temporada, debería seguir demostrando porque a FX le está costando tanto deshacerse de ella. De momento, esta semana, toca el episodio número 12.


Spoilers a partir de este punto.


El mundo de Tom Shayes se viene debajo de forma definitiva, todos sus planes se resquebrajan cuando Patty descubre por fin que le estaba ocultando su implicación en el caso Tobin, algo que hace que, irremediablemente deje el buffet de abogados con la consiguiente crisis matrimonial que eso le reporta dado que, sin un sueldo y todos sus ahorros perdidos está atrapado e ignorado por su mujer, lo que le llevará a una peligrosa alianza con Marty “mystery” Short, alias Leonard alias Lester al ser descubierto su oscuro pasado. Y es que el no-abogado es desterrado definitivamente de la familia Tobin.


Y es que por fin Joe coge la sartén por el mando y se inpone, tanto a Leonard como al antiguo socio de su padre, está claro que ambos lo habían estado manipulando desde el principio y ahora ha llegado el momento de llevar las riendas, aunque sus enemigos no son cualquiera y la nueva alianza de Shayes y Winstone promete que la semana que viene todo salte por los aires. El ventilador y la mierda, ya sabeis.


Desde el principio de temporada siempre pensé que Patty sería incapaz de encontrar el dinero, fundamentalmente porque es casi imposible en este tipo de timos a gran escala pero algo me hace pensar que al final encontrará buena parte de la fortuna, y Marilyn no va a salir nada bien parada, se ve venir. Lo que me resulta curioso es que a estas alturas de la temporada el caso siga tan crudo como el primer día, y es que se han hecho muy pocos descubrimientos a lo largo de las 12 semanas, ha sido todo muy impermeable y me cuesta creer que todo se vaya a destapar en el último episodio, que, esperemos, cierre todas las tramas por si acaso.


Y va camino de conseguirlo, porque si la semana pasada planteé mi duda acerca del abandono de la trama del asesinato de David en la primera temporada al verlo aparecer en aquella escena invernal, hoy tengo que decir que los guionistas de la serie saben lo que se hacen, y es que Patty descubre gracias al actor que dará vida al protagonista de la película que tienen previsto rodar que Frobisher podría ser también un asesino. Y a raíz de aquí la abogada se pone a investigar, entrelazando en una escena las pocas tramas pendientes que dejaron colgadas en la primera y segunda temporada y entrelazándolas con la presente.


Y claro, hemos podido ver de nuevo al señor de gafas, y a Wes, que puede ser que aparezca en el próximo capitulo debido a la llamada de Ellen, y como ahora está haciendo de justiciero en la misma cadena como favor por el papel del año pasado no creo que haga ese feo ¿no? Además esa trama y el descubrimiento de la verdadera identidad del abogado de los Tobin ha hecho que Patty y Ellen vuelvan a entablar vínculos afectivos, cosa que de verdad me cuesta creer tras la escena del capítulo anterior… pero supongo que están condenadas a entenderse.


Pero Patty no solo ha tenido que lidiar con el caso, también ha seguido con sus oníricos y recurrentes sueños con caballos, aunque esta vez “Lundy”, o su nuevo arquitecto, tiene mucho que ver en la historia que nos deben desvelar en una semana, de momento parece que el pánico a los equinos es evidente, puede ser un tema de la infancia de la abogada, pero ¿Qué hace ahí su arquitecto al que apenas conoce? Además la novia embarazada de su hijo está dispuesta a dejar a este por medio millón de dólares, habrá que ver que ocurre porque tras recibir el dinero parece ser que no todo irá como estaba planeado, pero engañar a Patty puede salir muy caro.


7 días para la season (o series) finale.

11 de abril de 2010

El negocio de los dramas en la televisión generalista.

-->
Muchas veces salen a la luz las grandes y desorbitadas sumas de dinero que los actores, y en menor medida los guionistas perciben por sus trabajos, sumas muy bien remuneradas que nos hacen pensar en la ingente cantidad de dinero que percibirán las grandes networks por sus series estrella, nada más lejos de la realidad, en algunos casos.

El beneficio para un drama televisivo es una carrera de fondo, tanto para la productora como para la cadena que la emite. En la actualidad la producción de un episodio de una serie de 40-42 minutos de duración emitida en prime-time tiene un valor de 3 a 4 millones de dólares, que la cadena debe rentabilizar a toda costa como pueda. Hay varias ventanas de explotación para cubrir esta importantísima suma de dinero, la primera es la publicidad, con la que en el mejor de los casos se puede recuperar de entre 2,5 a 3 millones de dólares en un primer pase. Normalmente todas las emisoras suelen emitir a lo largo de la temporada dos pases de sus series en el periodo de no estreno, ese segundo pase tan solo consigue vender un tercio en publicidad de lo que hizo su primero, entre 800.000 y 1.000.000 millón de dólares, aunque a esto hay que restarle el 15% que se quedan las agencias publicitarias y los derechos de licencia que ascienden entre 1,5 y 2 millones de dólares.

-->
Con todos los antecedentes, en el mejor de los casos, la pérdida mínima de una de estas producciones es de un millón de dólares tras haberse emitido, vendido toda la publicidad y agotado dos pases en su cadena original, por eso los productores deben ahora buscar nuevas vías de negociación para no encontrarse con pérdidas que sumadas en total podrían ascender a 22 millones al año. En los últimos tiempos el mercado internacional está suponiendo un buen parche para este desaguisado económico, si se suman las ventas a todos los países extranjeros los productores consiguen recuperar entre 1 y 2 millones de dólares, siendo solo las series más punteras las que se acercan a la segunda cifra, por lo que, como se puede apreciar, el margen de beneficio es verdaderamente ínfimo.

Y ahora llega el turno de, claro está, la sindicación. El lugar donde verdaderamente se saca rentabilidad a este tipo de producciones, un lugar muy difícil de alcanzar, ya que se necesitan, en la gran mayoría de los casos, 88 episodios, o lo que es lo mismo permanecer en pantalla un mínimo de 4 temporadas. Las cadenas de cable básico compran a las productoras el paquete de episodios de su serie cuando llega a este número de episodios por una cifra que oscila entre 1,3 y 2,2 millones con derecho a de 30 a 60 repeticiones en un determinado espacio temporal.

-->
El panorama económico no es esperanzador, con estos datos se podría entender perfectamente la renovación de Héroes por una quinta temporada (ya que solo ha emitido 77 episodios hasta la fecha), o el empeño de Fox por renovar temporada tras temporada ‘Til Death, una serie que tenía hasta 30 episodios en recamara sin emitir pero que era mucho más rentable que llegara al tope de episodios para la sindicación que su cancelación. Caso parecido al de Reba en la antigua WB que aunque llevaba cinco temporadas en antena y la cadena quería cancelarla a toda costa decidió salvarla durante trece episodios más porque era más caro no seguir con ella que continuar durante un año más.

Es divertido ver cuantas y cuantas series se han quedado en sus cuartas temporadas promediando datos muy discretos en sus terceras tandas y renovando de forma sorpresiva para alcanzar ese seguro de vida. Siendo el caso más cercano en la actualidad Ugly Betty, que está apunto de finalizar su recorrido con 86 episodios y que le dará vía libre para emitirse en la emisora de cable que tenga un perfil más afín al estilo de la producción.

Gracias a esto podemos entender a la NBC y su movimiento con Leno, aunque la jugada saliese mal por la presión de las diferentes estaciones que tiene alrededor del país, y es que el Show de este señor tan solo costaba 400.000 dólares por noche, y aunque sólo obtenía un tercio del dinero publicitario comparado con lo que obtiene cualquier drama el beneficio económico a corto plazo era seguro aunque los ratings fueran decepcionantes. Los reality shows son todavía más apetecibles, ya que sus audiencias son comparables a las de los grandes dramas pero su coste apenas supera el millón de dólares, y aunque tienen el handicap de la imposibilidad de reposición su beneficio a corto plazo es un valor seguro para las 4 grandes, no contéis a la CW que ese es el peor negocio televisivo en la historia del medio.

-->
La rentabilidad en la televisión americana se ha convertido en (casi) una utopía, una autentica carrera de fondo en la que la astucia, la perseverancia y la suerte son las únicas aliadas para la rentabilidad.

9 de abril de 2010

Damages 3x10-3x11. Sin más opciones.

Desgraciadamente Damages está de actualidad, y digo desgraciadamente porque la noticia que está dando que hablar es su posible cancelación, y sería una lástima, primero porque FX no hace más que deshacerse en halagos hacia ella y le está buscando novio, y segundo porque esta temporada está siendo muy buena. Nadie compra que los únicos motivos por el cierre de la serie sean las finanzas, básicamente porque los ratings son desastrosos pero es que últimamente no hago más que leer y leer que esta temporada está siendo floja y aburrida, algo inconcebible desde mi punto de vista. Te podrá gustar Damages o no pero la calidad de la trama y de las actuaciones supera a la del 90% de las producciones americanas restantes, sino a FX no le temblaría el pulso al cancelarla, y sino que se lo pregunten a Dirt o a The Riches. De momento disfrutemos de los pocos episodios que quedan, por si son los últimos…


Spoilers a partir de esta línea.


Durante estos dos últimos episodios hemos podido observar como la trama de Ellen Parsons tomaba un impulso definitivo de cara al final de la temporada, con la historia de su hermana fulminada por completo, la joven abogada empieza a tener extraños sueños y alucinaciones que la llevan primero hacia investigar su posible adopción y conocer a su presunta madre. Pocas cosas quedan claras acerca del tema, claro está que la infancia de Ellen debió ser problemática, y que la figura de su padre tuvo mucho que ver con ello, por eso pienso que solo hemos descubierto la punta del iceberg y que la niñera solo ha contado lo que ella quería escuchar. La onírica escena con David, su novio asesinado es significativa, primero porque aclara muchos temas y nos trae de nuevo a un interesante personaje de la primera temporada y segundo porque pone de manifiesto que, a pesar del paso del tiempo, Ellen no ha cumplido su venganza contra Frobisher.


Pero es que además su implicación con Tom comienza a hacerse patente y tanto sus flirteos con Tessa como el doble juego que lleva con Patty y su actual trabajo le estallarán en la cara, en su oficina la cesan temporalmente mientras que Patty en una desgarradora escena le expresa toda su furia y hace que, de nuevo, estos dos personajes estén enfrentados. Y yo no me puedo resistir a, de nuevo, plasmar aquí una pequeña muestra de la intensidad de la escena, ante una Ellen atónita:



Patty: -Me usaste. Porque la ambición es lo que te ha movido siempre.

- Actúas como si el caso te importara, caí en tus mentiras. Pero ahora te conozco. Te veo.

- Eres una trepa.

- Un parásito.

- Y eres despiadada.

- Simplemente... Vete.

- Te quiero fuera de mi apartamento.

- Te quiero fuera de mi vida.


Y además de una nueva traición de Ellen a Patty empiezan a juntársele muchas cosas, por un lado la presión de los afectados por la estafa Tobin, y por otro Tessa, que es la única que puede arrojar un poco de luz al asunto, mientras que la confesión de Tom, que ha estado haciendo cosas a sus espaldas, y el asesinato de Tessa marcarán seguro en el próximo episodio un papel importantísimo en la protagonista de la historia que ve caer otra vez toda su acusación.


Mención aparte merece la trama de Frobisher, hilarantes son los tres alter ego de Patty, el propio Arthur y Fiske, un personaje al que recuerdan sobremanera, aunque aún no le encuentre sentido a qué pinta la historia de la película y la oscuridad del personaje que parece que está metida con calzador. Hablé de peaje a pagar en la última review por el papel de la primera temporada de Ted Danson ¿no? Pues creo que se está haciendo demasiado largo…


Y para finalizar encontramos a los Tobin, que se están mostrando mucho más inteligentes de lo que a priori parecían, sobretodo Joe, al que no le tiembla el pulso al mandar asesinar a su propia hija Tessa con tal de que el dinero les sigua perteneciendo con la ayuda de la iaia Marilyn, un personaje al que deberían haber explotado muchísimo más. Veremos que papel juega el misterioso socio de Louis en todo esto, porque de momento nos han mostrado que tiene mucho poder pero no sabemos hasta donde será capaz de llegar.


Recta final, solo quedan dos episodios para el fin de la temporada (o la serie), haber si los guionistas le dan a DirectTV los suficientes motivos para la tan ansiada inversión de dinero.


Pd: No puedo dejar de agradeceros a todos la gran afluencia de personas que el blog ha experimentado en estos días, ayer sin ir más lejos se registró la mayor afluencia de visitante únicos desde su apertura hace casi un año y medio. Gracias a todos.

7 de abril de 2010

Lost 6x11. ¿Cuándo empezamos?

Happily Ever Alter es un título un tanto irónico para un episodio de Lost que mejora gratamente a los episodios de semanas anteriores, aunque ha habido muchos momentos faltos de ritmo, y mejora porque nos adentra en la mitología de la serie, con una reunión de personajes de anteriores temporadas importante, con mucho doble significado y la exaltación de un personaje que es la delicia de los showrunners, que firman este episodio en la estela de The Constant pero que se queda a medio gas. Seguimos sin tener respuestas, corroboramos la idea del plan final de los guionistas y echamos la vista atrás.


Spoilers del episodio 11 de la sexta temporada.


Esta semana la trama paralela ha sido, con diferencia, mucho más interesante y extensa de a lo que nos tienen acostumbrados, Desmond es el protagonista absoluto del episodio, el que se lleva todas las escenas y hay que recalcar que esta vez el actor ha estado mucho más comedido, menos exagerado e histriónico que en anteriores ocasiones, lo que es de agradecer, al igual que Dominic “pamplas” Monaghan que nos ha traído uno de los momentos más inquietantes de la temporada televisiva, y es que el capítulo no ha arrancado definitivamente hasta ese volantazo que Charlie le da al coche y los dos quedan sumergidos en el agua, es interesante que los personajes comiencen a “recordar” sucesos de lo que se supone es su vida real, a parte, claro está, de la cómica e irrisoria escena de la persecución del hospital, un tanto demencial e inefectiva.


Igual de inquietante ha sido la aparición de la mujer del pelo blanco, la amiga de Tino, que parece ser consciente de una realidad mucho más amplia que la de los demás personajes, es interesante saber porqué esta mujer siempre está un paso por delante y sería una buena jugada por parte de los guionistas desarrollar un poco más su personaje, aunque la reunión no terminaba ahí ni mucho menos y el siguiente en aparecer es Faraday, que comienza a desmarañar el ovillo y da con la hipótesis de que toda esa realidad podría ser una cortina de humo, además de llevar a Desmond hacia “su primer encuentro” con Penny. La verdad es que he dudado de la aparición de Sonya Walter hasta el último minuto, ha sido breve y nos ha dejado con ganas de más, ¿Pero no es eso maravilloso? A mi el amor épico de estos dos personajes es lo que menos me importa, la verdad, pero parece que a la audiencia le encanta y su utilización me parece un movimiento muy inteligente, aunque es un elemento común en la historia de la serie con el caso de los coreanos y el triangulo amoroso Kate-Jack-James.


El punto fuerte de episodio es a su vez el más débil de todos, me explico, las reminiscencias a hechos ocurridos anteriormente datan de cohesión a la historia, y son uno de los elementos más disfrutables para los fans, pero el empeño por el pasado y la falta de respuestas en todos estos episodios están haciendo del final un arma de doble filo, a estas alturas todos sabemos que gran parte de las incógnitas no van a tener respuesta, y quizá es mejor (porque la de la eterna juventud del canario es de risa) pero lo que realmente necesita esta última temporada es sorprendernos, llevarnos al límite, conducirnos por un lugar diametralmente opuesto por el que estamos intuyendo desde principios de Febrero.


Ya en la trama de la isla, hemos podido ver como Widmore rapta a Desmond y lo lleva directamente a la isla para someterlo a un experimento electromagnético que según él demuestra que su yerno es el portador de la solución para que la humanidad no desaparezca, aunque tras este experimento nos dan a entender que el personaje, a parte de entender ciertas questiones, se ha quedado un poco “aturdido”, mención aparte para la irrupción de Sayid "a la terminador" que se lleva como rehén a Des. ¿Qué pasará? Quizá lo sabremos en dos semanas porque en 7 días le toca el turno a Hugo.