28 de enero de 2010

Castillos en el aire.

Que una serie consiga, tras innumerables batacazos, que el innombrable nº1 se asiente y deje de arruinar a productoras y dejar en paro a compañeros de la profesión es todo un hito, y esto solo lo ha conseguido Castle.


La ABC lanzó un órdago pero los seguidores respondieron favorablemente y pese a las dudas, la producción renovó por una segunda temporada que pese a un comienzo titubeante está marcando datos más que decentes en la noche de los Lunes, tanto es así que la cadena acaba de anunciar que quiere dos episodios más de esta dramedia policiaca lo que hará que a final de temporada se hayan emitido nada más y nada menos que 24.


Yo me alegro, ¡Ya era hora! El que no se puede nombrar puede dormir tranquilo, al menos hasta Mayo que es cuando se decide el futuro de la mayoría de producciones, aunque si te encargan episodios adicionales… Dalo por hecho.


Si queréis que os diga la verdad, nunca me sentí interesado ni lo más mínimo en acercarme a ver otro procedimental sobre asesinatos, más cuando pensaba que la cosa no iba a durar ni dos telediarios, pero claro, los de ABC son muy listos y deciden contratar a la diosa Milano para un capítulo, y yo en esas circunstancias me veo obligado a descargarme el episodio número doce de la segunda temporada, así en frío y sin haber visto previamente ni un minuto de metraje anterior.


Asombrosamente y cuando no estoy secándome la baba al ver a la Milano, me doy cuenta que de forma muy rápida estoy metido en la trama, descubriendo que Castle es un escritor que necesita inspiración para una novela (como Hank Moody pero en light) y que va acompañado por una adorable chica que bebe los vientos por el en secreto y la consabida tensión sexual no resuelta que es siempre el motor de series como esta, porque si el innombrable nº1 tuviese un compañero en vez de una fémina otro gallo cantaría.


A mi que no me esperen más, tampoco quiero tentar a la suerte una vez por semana, pero no está tan mal como podía pensar en un primer momento, se deja ver, y ahí reside su mayor defecto, que no produce una sensación que haga que la odies o que te deje con unas ganas irremediables de ver el siguiente episodio. Y en televisión el término medio no sirve.

26 de enero de 2010

Damages 3x01. Patty siempre tiene motivos.

Las terceras temporadas son las de las consolidaciones ¿verdad? Damages se afianza como el mejor thriller deconstruido del panorama internacional, y por meritos propios. Es quizá una de las producciones más infravaloradas, pero nos acaba de demostrar tan solo tras el primer episodio de su tercer año que es sólida como una roca.


A partir de aquí spoilers del capitulo de la semana.


Han pasado 10 meses desde los últimos acontecimientos y todo parece estar en calma, aunque Patty ha visto como su divorcio se ha aireado por toda la prensa y está ya inmersa en el nuevo caso de la temporada (gracias a los guionistas por librarnos de explicaciones tontas y obviedades), de momento poco o nada sabemos, pero es que Damages va in crescendo desde el primer episodio hasta el clímax final que será, no lo dudéis dentro de doce semanas.


Ellen se encuentra trabajando en los cuarteles de la D.E.A con un trabajo que no le satisface, pero Patty empieza a tejer sus redes de nuevo y parece que la está ayudando en la sombra, de momento ya se ha producido el reencuentro, muy suave, pero que nos recuerda que Ellen ya no es la primeriza que empezó hace dos años, sino tuda una mujer capaz de enfrentarse a su antigua mentora de tu a tu y salir victoriosa.


Mientras tanto Tom parece que por fin va a tener grandes momentos de gloria esta temporada, si las dos últimas temporadas había sido una mera comparsa y un nexo de unión entre las protagonistas, este es el año de Tate Donovan, su inevitable muerte al final de temporada y su promoción en la empresa serán seguro uno de los puntos fuertes de lo que nos espera.


El ritmo narrativo sigue igual de preciso que siempre, las actuaciones están muy por encima del nivel que estamos acostumbrados a ver con la brillante elección, otra vez, de un plantel de secundarios que, de verdad, es impresionante.


Los críticos ya han hablado, y es que FX les entregó los dos primeros episodios para que juzgaran por si mismos, sí, y ya han dicho que la cosa pinta mucho mejor que la segunda temporada, y eso es mucho, muchísimo.


Ahora solo queda esperar que los ratings sean sustancialmente mejores que los de la segunda temporada y que esta producción tenga el lugar que se merece, tanto con la crítica como con el público.

22 de enero de 2010

Life as we expected

No podemos decir que ha sido una sorpresa inesperada, porque se nos venía avisando desde hace tiempo que esta serie iba a ir por el buen camino y que mejorará tras el piloto, desde luego ha sido una grata sorpresa, quizá ha llegado la hora de la redención para CW, pero solo quizá.


Partiendo de un argumento mil veces visto en que la pobre niña huérfana encuentra a sus biológicos padres se abre un nuevo camino a la hora de crear una dramedia blanca alejada de los dramones que se suelen montar siempre alrededor de hijos abandonados e infancias perdidas, y eso se agradece.


La semi-desconocida protagonista Brittany Robertson es adorable, quizá demasiado en algún momento, pero cumple el requisito de no ser repelente, quizá más adulta incluso que sus padres biológicos, que son igual de tarambanas que cuando tenían 16 años, y es que las actuaciones en este piloto han resultado convincentes, claro está que Brittany no es Alexis Bledel, pero tampoco le desmerece, el único pero en este campo son los diluidos amigos secundarios del padre y un Kerr Smith un tanto descolocado en una trama en la que, parece ser, no encaja en lo más mínimo, y es que el pobre lleva desde 2003 saltando de proyecto en proyecto sin mucha suerte. ¡Poor Kerr!


Todo comienza con el deseo de la adolescente de conseguir su propia custodia y con ello debe reunirse con sus padres biológicos para el permiso, un permiso que como todos sabemos no va a funcionar, porque si alguien piensa que a la niña le iban a dar su propia custodia es que nunca se ha sentado a ver ninguno de esos telefilms que tanto les gustan a las cadenas españolas los Sábados a la hora del tedio, pero claro, tras un momento de incertidumbre, los padres biológicos se encariñan de la adorable niña y la mamá decide acogerla en su casa, al menos, hasta que cumpla los 18. Todo muy previsible, pero bien contado.


Eso si, las comparaciones son odiosas, de Gilmore Girls nada de nada, ni diálogos inteligentes, ni referencias exageradas a la cultura pop ni pintorescos personajes, quizá de quien si bebe mucho más es de Everwoord, que a mi personalmente no me gustaba nada (que me perdonen en serieína) y que fue cancelada abruptamente por TheWB cuando aún tenía a un buen grupo de seguidores al pasar a CW. Y es que por lo menos parece que la tendencia a ir estrenando nuevos dramas que no tengan que ser culebrones de lujo está surtiendo efecto para la “TV to talk about”, 2,80 millones de seguidores es un buen dato para la network que de seguir en estos niveles no dudaría en renovarla, más teniendo en cuenta que tanto One Tree Hill como Gossip Girl están muy quemadas y parece que sus ciclos vitales estén llegando a su fin, sobretodo en el primer caso (casquería y “I love my dog” aparte).



Si va a ser el próximo must see de la temporada habrá que verlo, de momento tiene un piloto bien construido, un tanto sentimentaloide y con una premisa que puede funcionar.


¡Yo repito! ¿Y tu?

19 de enero de 2010

SuperHuman Target.

Tenemos todos los ingredientes para hacer una buena serie de acción y que funcione, un protagonista chulo, guaperas, ingenioso y (almost) superhumano, una pobre damisela en apuros, rubia y muy guapa, explosiones, peleas, alta velocidad, un buen casting y a Jack Bauer casi prejubilándose… Mejor imposible.


O eso han debido pensar los mandamases de la FOX, que ayer estrenaron Human Target después de varios meses anunciándola a diestro y siniestro y poniéndola en los altares de la modernidad televisiva, no es para tanto, pero como piloto funciona.


La premisa es la misma de siempre, un McGiver moderno que desafía a la autoridad siempre que puede y pone su vida en peligro segundo tras segundo sin pensar en las consecuencias y que cada semana va a salvarle la vida a alguien con muchas patadas, puñetazos y adrenalina como para parar un tren, y eso es un chiste para los que ya habéis visto la premiere, los demás, puedo aseguraros que no os perdéis nada del otro mundo y con esto no quiero decir que la serie sea mala, o debáis peder el tiempo en verla, es que simplemente es un caramelo, un escape total durante 40 minutos, para poner la mente en blanco, y eso a veces, está bien.


Sus creadores refrendan que esto puede ser un divertimento de lo más sano, el antiguo jefe de Jericho, Jonathan E. Steinberg es su showrunner y uno de sus creadores ejecutivos es Brad Kern, showrunner de Charmed y una de las personas que más sabe de este negocio, lo digo por que el tio sabe perfectamente que es lo que quiere ver la gente por TV y se lo da, sino a buenas horas hubiese trabajado tantos años con el gran Spelling.


Y es que la FOX tampoco se queda atrás apoyando esta producción, el Domingo anterior la estrenó como complemento de 24, hoy repite el primer episodio detrás de American Idol y mañana estrena el segundo justo después de ¡American Idol otra vez! Y eso es un arma de doble filo, primero porque como no retenga el 50% de la audiencia que le deja el concurso de cantarines se va a la calle en Mayo, y segundo porque si consigue ser un éxito y arrastra a los muchos millones que siguen a Simon Cowell tiene una larga vida asegurada.


De momento los productores saben lo que se hacen, invitar a Tricia “Six” Helfer es todo un reclamo de grandes proporciones, otra sonrisa para los fans de la mejor serie Sci Fi de la década será el cameo de Donnelly Rhodes alias Dr Cottle, el cylon que nunca fue, pero es que todos o casi todos los regulars que intervienen en la serie han participado recientemente en producciones con un toque sobrenatural como Mark Valley (Fringe) y Chi McBride (Pushing Daisies), a Mark Moses lo dejaremos de lado porque aún estoy pensando si catalogar o no a Desperate Housewives como serie de ciencia ficción…


Si yo fuera americano y viera todas las semanas American Idol, después de esa sesión de gorgoritos sin fin me quedaría viendo Human Target sin lugar a dudas, y aunque me parece que el rollo procedimental va a prevalecer por encima de todas las cosas, Human Target está entretenida.


¡Que bueno he sido hoy!


Pd: ¿Julianna Margulies?, ¿De verdad? !Qué ultraje!

13 de enero de 2010

El traje no te sienta tan bien como antes…


Llegar a los 100 episodios para una comedia que se presupone heredera de Friends y que ha estado tantas veces en la cuerda floja es un logro a celebrar por todo lo alto, pero la sensación que se me ha quedado al ver el último y, se supone, tan especial episodio ha sido la de: ¡Qué lástima!


Todos sabemos que la sitcom no pasa por su mejor momento creativo y hemos notado cierto desgaste desde la pasada temporada, que estuvo difuminado gracias a los dos divertidos bombos de las protagonistas, pero desde que comenzó esta quinta tanda parece que todos estos pequeños fallos se hayan ido acentuando. No voy a ser yo quien me convierta en el típico crítico destroyer que pone a parir todas las series que ve (aunque haya puesto a caldo a Spartacus y no haya glorificado la cuarta temporada de Dexter) pero dejadme deciros que esto ya no es lo que era.


Y es esa sensación de ¡Qué lástima! la que me recorre después de terminar cada uno de los episodios estrenados de septiembre hasta este momento, seguido de ¡Seguro que el siguiente es mejor!, porque en este lugar hemos querido y mucho esta serie durante largo tiempo.


No miento si digo que con el episodio 100 me esperaba una redención que no ha llegado, una reconciliación gracias a un episodio que debería ser redondo y no lo ha sido, porque no ha habido nada especial, viendo el episodio me he preguntado varias veces si estaría equivocado y esto no sería el 99 en vez del 100, pero no, ha llegado y en los últimos dos minutos hemos tenido el tan esperado musical.


Y a partir de aquí puede haber pequeños spoilers de la trama del episodio. Y es que Ted se ha mostrado como siempre, y aunque ya hemos estrechado un poco más el cerco sobre quién puñetas es la madre, solo le hemos visto un poco de pantorrilla, no está mal para empezar, y es que en cierto momento he pensado que por fin habíamos descubierto que en realidad la madre era Summer, digo Rachel Bilson, que ha estado encantadora, pero no… ¡que va! La madre era su compañera de piso, una compañera con los mismos gustos que Ted. Bonito hasta vomitar.


Luego hemos tenido a un Marshall muuuucho más calzonazos que de costumbre, a una Lily mucho más masculina de lo normal, y a Robin con el único momento divertido del capitulo, y claro está, a Barney (que a mi no me gusta un pelo pero se que todos vosotros lo queréis más que a vuestro primo favorito) que sin duda se ha convertido en el protagonista absoluto de la serie, ¡Doctor un nuevo caso del síndrome Pacey!, y ha llevado todo el peso cómico, ha vuelto a enseñarnos pectorales, se ha movido como pez en el agua con la performance del final, y sigue liándose con las tías más buenas como en los viejos tiempos, y eso señoras y señores, siempre aumenta el morbo, porque todos sabemos que Neil reconoció hace mucho su homosexualidad.


Si os fijáis al final del todo se pone de manifiesto como los cinco protagonistas no tenían muy bien ensayada la coreografía, ¡y Alyson Hannigan no ha cantado!, y era el momento que todos habíamos estado esperando tras el musical de Buffy y todas sus reticencias…


¡Qué lástima!, pero… ¡Seguro que el siguiente es mejor!


Pd: Gracias por la gran afluencia de personas que os habéis acercado al blog en su aniversario. !Ha sido espectacular!

11 de enero de 2010

1 año de filias y fobias.

-->
Antes de crear el blog en Enero de 2009 me pase algún que otro mes pensando en la posibilidad de abrir un portal para hablar de mi hobby favorito, que son las series americanas, desde siempre ha sido así, fuera del boom que ocasionó Lost y que me hizo ver que no estaba solo en el mundo, mi afición por este tipo de producciones se remonta tanto tiempo atrás que no sabría recordar, y es que bajarme los episodios semanales de Buffy con el emule y una conexión de 500 kbps era una misión difícil de conseguir, y de subtítulos ni hablamos.

Pero la verdadera razón para la apertura de este blog es muy simple, me apetecía contar las cosas a mi manera, el mundo de la televisión yanqui visto desde mi perspectiva, y claro ese no es un tema que apasione a todo el mundo. Era (y soy) bien consciente que mi blog no es un lugar para grandes masas de lectores, creo que es un blog muy especializado sobre un tema muy concreto y que para disfrutar de él, el lector debe tener algún que otro conocimiento pues sino puede aburrirse like an oyster.

Con toda esa previa quiero manifestar mi grata sorpresa al ver que durante este año, mucha gente se ha subido al barco y he tenido la suerte de compartir aficiones seriéfilas con cada uno de vosotros, con vuestros agradecidos comentarios, que son la mejor herramienta que tiene un Blogger y su motor para seguir con esto, y es que nunca pensé que tanta gente podría llegar a lo que escribo con la inmensidad de buenos blog que hay en esto de Internet, un mundo cambiante e incierto.

-->
No puedo dejar de agradecer a tantos y tantos bloggers que desde el más tierno inicio estuvieron apoyándome en todo momento, y es que puedo decir que mi blog tuvo una primera fase muy dulce y nada difícil, sobretodo gracias a ”guest stars” que están listados en estricto orden de aparición como Moltisanti (aquí desde el día 0), Alex, Sunne, Eldemo, Oskar108, Ruth, MFAL, Dani, ALX y Dids. Luego llegarían otros importantísimos compañeros que también mostraron su aprecio al blog como Van Hessa, Vertigo, Ánade, Jaina, LoFelip, Radek, Satrian (que tiene el honor de ser el que más comentarios ha dejado por aquí incondicionalmente), Hewl, Nahum, Kratos, Simone B., Kyra, Mai y tantos y tantos otros que de forma esporádica han contribuido, así como aquella gran mayoría que entra a diario y no suele comentar, porque yo fui uno de ellos en muchos blogs, a los que animo a hacerlo aunque tan solo sea en este fecha tan especial.

Y es que desde el principio siempre he intentado compaginar aquellas entradas “más espesas”, con otras más divertidas que equilibraran el blog, me lo he pasado en grande redactando esos inmensos post de los domingos sobre las cadenas de televisión que todavía mucha gente me recuerda, así como las reviews de Lost, Damages y Galactica, pero también me lo he pasado bomba con las noticias inconexas, el Parent Television Council, Lucy Sin Ley, los innombrables, los grandes amasadores de dinero y demás seriefiliadas varias.

--> -->
Es curioso que después de todos estos meses las dos entradas más leídas sean las reviews de las season y series finale de Lost, y Galactica, aunque la elección de nuestro papá favorito no queda lejos (y además es la entrada más comentada), así como el desgranando… Truthkills, los bombos de How I Met Yor Mother, los improperios de Bosco y Bollero ( los bobo’s) a las Bytheway y mis rencillas con los críticos televisivos o el repaso a la historia de HBO.

No voy a negar que este ha sido un año cambiante en mi vida personal, y mi entrada de nuevo a la universidad ha hecho cambiar la dinámica del blog, mucho más pausada ahora, pero con las mismas ganas de continuar, sobretodo cuando tus colegas de la blogocosa te premian de esa manera o cuando alguien te dice que ese post que pensabas que no podría interesarle a nadie lo ha hecho.

Como he podido apreciar estos dos últimos meses han sido muchos los blogs que han cumplido su primer aniversario, y eso es un dato que hay que tener muy en cuenta y dice mucho sobre los bitácoras especializados en TV aquí en España.

1 Año
200 Entradas
70 Seguidores
Casi 2.000 comentarios
Más de 50.000 Visitas

¡Y está todo por contar!

9 de enero de 2010

Masturbación equina, una vuelta a los orígenes y un premio.


¡Bien! ¡Parent’s TV Council ha vuelto! Si ya nos dio mucho juego durante el 2009, este año no va a ser menos, y ahora las quejas no van contra una serie de imagen real sino contra dibujos animados, más concretamente American Dad. La historia, para ponernos en situación, es la siguiente:

Roger tiene un brazo herido y le pide a Stan que cuide de su caballo de carreras.

Roger: “Vas a tener que hacer todo este trabajo… Tienes que cepillarle la cola y el pelaje, darle agua, alimentarlo y luego le das una relajación total. Ya sabes, darle una buena foto final. Saca el pegamento del horno, sacúdele la colita de delante, ¡Alívialo!”

Más tarde, Stan ya con el caballo dice:

Stan: “Vamos allá. Solo hazme un favor y dímelo cuando estés a punto de… ya sabes.”

Stan baja hacia abajo. Los ojos del caballo se agrandan con sorpresa y placer. Se muestra la cara de Stan siendo rociada por un líquido, dando a entender que el caballo ha eyaculado sobre él. La cámara abre el plano y revela que Stan está lavandose y el caballo ha desaparecido del plano.


Todo un poco pueril y cogido por los pelos, pero ahí está y como muestra un botón:

El Council pone el grito en el cielo sobretodo porque American Dad no está recomendado para menores de 14 años, por lo que muchos adolescentes están viendo este tipo de escenas, más cuando se emiten entre las 9 y las 10 P.M de la noche según la costa, y claro, unido a esas imágenes en las que Roger arranca un brazo y se ve a un ciervo en ese estado…

No seré yo quien plante una pica en Flandes, pero esta vez tengo que darles un poco la razón, eso o es que me estoy haciendo un carca.


Pero si de algo se va a hablar este fin de semana es sin duda del batacazo Leno y todas sus implicaciones, ayer se hablaba de cancelación hasta que la NBC puso cordura y casi reconoció que a Jay en el prime-time le quedan dos telediarios, osease que a partir de Marzo volverá a su horario habitual, todo resulta, cuanto menos extraño. Está claro que el programa no funciona ni cuando se enfrenta contra originales ni cuando lo hace contra reposiciones, pero a tan solo dos meses de finalizar la temporada no creo que la network disponga de 5 horas de programación adicional, por mucho que la mid-season venga cargadita.


Lo que si que parece seguro es que el año que viene el invento de un late night en máxima audiencia habrá sido una pesadilla, y eso es un triunfo para los seriéfilos ¿no?



La vuelta a los orígenes viene de la mano de la siempre polémica CW, y es que parece que tras ver que no hay manera de conseguir audiencia reimaginando culebrones de los 90 ni creando series post-modernas con más música que diálogos, van a virar un poco su target óptimo y van a intentarlo con una serie mucho más del estilo de los viejos y gloriosos tiempos de TheWB.

La apuesta se llama ahora Life Unexpected, y digo ahora porque ha tenido más nombres que la Charito, el primer working title que se le otorgó fue Light Years que fue cambiado por LUX (nombre de la protagonista), más adelante se pensó que Life Unexpected sería adecuado pero en los upfronts de Mayo CW consideró que el mejor título sería Parental Discretion Advise, al más puro estilo warning de las series de cable más polémicas, pero como no las tenían todas consigo volvieron a Life UneXpected, si con capital X, aunque tras ver que ese gesto les iba a costar mucho dinerito en imprentas y promociones decidieron dejar la equis minúscula.



Pero fuera de tonterías, los críticos que han visto el piloto no hacen más que alabar esta historia de una hija perdida que encuentra a su padre a la puber edad de 15 años. Entertaiment Weekly dice que la serie es “completamente encantadora”, mientras que TV-Guide apostilla “Juno-meets-Gilmore Girls”, y es que no es de extrañar ya que entre sus guionistas se encuentran integrantes de los antiguos equipos de Brothers And Sisters, What About Brian, October Road o las propias Gilmore.

A simple vista parece un poco noña, ¿Pero es posible que TheCW vuelva, a estas alturas, a los días de Everwood o 7Th Heaven? ¡Who Knows!

Actualización: No quiero dejar pasar la ocasión para agradecer de forma muy cariñosa a Dids, de El 8º Pasajero el premio que tuvo a bien otorgarme la semana pasada, y las palabras de apoyo que iban junto a él, se me ha hecho un poco tarde para seguirlo, pero estoy encantado.


El Lunes, post especial.

5 de enero de 2010

Desgranando… Diamantes en serie.

Vuelve desgranando y esta vez en forma de pequeñas joyas de la televisión.


Este imprescindible blog está de enhorabuena ya que acaba de cumplir su primer aniversario en la red en su mejor momento. Diamantes en serie se caracteriza por su cuidada selección en los temas a tratar con las series más punteras a la cabeza así como el análisis a los aspectos más desconocidos del panorama televisivo y la crítica ácida pero siempre amable de las nuevas producciones de la industria, pero también de las que llevan varios años encandilándonos, porque estamos ante un blog monotemático donde el espacio está reservado solo a las series. ¡Como debe ser!


Su creador y responsable es Alberto García, profesor universitario, investigador televisivo, cinéfilo y seriéfago, como él mismo se define, un enamorado de la buena ficción británica y americana, poco amigo quizá, de los éxitos generalistas vacíos de contenido, descubriéndonos siempre el último destello de calidad que nos viene desde el otro lado del charco. Y es que si algo destaca de Diamantes… es su cuidada pero sencilla estética, la elección de sus tópicos, la perfecta redacción y desarrollo de cada uno de ellos, y la atractiva mezcla entre entretenimiento y conocimiento que suele aportar.


Entre sus secciones fijas, destaca el apartado de capítulos memorables, la divertida erudición de lo banal, la galería de personajes y blogoseries, donde a menudo hace un pequeño repaso a los mejores blogs sobre el mundo de la televisión en España.


Casi 120 entradas, 10 citas ineludibles al mes que conforman este blog que ha ido creciendo de forma exponencial, comenzó siendo un espacio con post concisos y directos pero en la actualidad estos son más argumentados y de mayor extensión, cosa que se agradece, y es que no puedo dejar de recomendaros la lectura minuciosa de estas espléndidas entradas que me han parecido de lo mejor (1,2 y 3), aunque la joya de la corona sin duda alguna es este artículo que nos presentó en Septiembre, "El espejo roto: la metaficción en las series anglosajonas" ¡Perfecto!


Para finalizar quiero destacar la deferencia del autor con sus comentaristas, al igual que la calidad de estos, la completa experiencia del blog pasa por leer estas pequeñas opiniones que complementan a la perfección al texto.


Nunca fueron diamantes en bruto, no hizo falta pulir, y es que como reza su leitmotiv, el mejor cine se pasa a la televisión y Nahum nos lo cuenta desde su particular punto de vista.